El Partido Acción Ciudadana (PAC) aseguró que los cambios en el gabinete de la presidenta Chinchilla, en las carteras de Salud y Relaciones Exteriores, reflejan "la inestabilidad la desidia, la falta de liderazgo, la complacencia con funcionarios que han incumplido sus deberes y la ausencia de un rumbo definido por parte del Gobierno de la República".
"Los movimientos de personal en el Gobierno de la República confirman la crisis de liderazgo y la falta de rumbo del Poder Ejecutivo que nuestra fracción viene denunciando y que la población costarricense percibe. La crisis de gobernabilidad que la presidenta Laura Chinchilla Miranda vaticinó no está en Cuesta de Moras, sino en Zapote", señaló el partido opositor en un comunicado.
"Celebramos la salida del señor René Castro Salazar del ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, pero lamentamos su designación como ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones", agrega el comunicado.
El PAC señaló que Castro "dejó una estela de cuestionamientos tras su gestión durante la administración Figueres Olsen (1994-1998), como las concesiones otorgadas para la exploración petrolera".
"Su traslado no es más que un reconocimiento a la irresponsabilidad y la ineptitud", apunto el PAC.
"La incapacidad demostrada de René Castro Salazar para prevenir y atender el conflicto fronterizo con Nicaragua, así como sus prácticas clientelistas en el Servicio Exterior, con la complacencia de la presidencia de la República, son una afrenta a la ciudadanía", agregó.
El PAC demandó al Poder Ejecutivo decirle al país, con claridad y transparencia, hacia donde pretende llevarnos.
"Los problemas nacionales no se resuelven con ataques y lavándose las manos, con cambios cosméticos en las instituciones y exhortando a la población a pedirle respuestas a la Asamblea Legislativa", expresa la declaración.