En una entrevista radial la noche del jueves, tras las multitudinarias protestas que se registraron en la capital y en ciudades del interior del país, el presidente Otto Pérez Molina reiteró que no renunciará a su cargo y que la dimisión es una petición que los ciudadanos pueden hacer, pero es una decisión que él debe tomar, según consigna el diario Prensa Libre.

"Yo estoy aquí, yo no voy a dar la espalda al pueblo de Guatemala, no voy a esconderme", dijo el presidente Pérez Molina en una entrevista con radio Sonora.

El mandatario habló luego de una jornada de manifestaciones sociales que exigen que abandone la presidencia y en medio de crecientes rumores de su renuncia y salida del país.

El analista Manuel Patzán calificó la protesta de este jueves de “histórica” lo que “se vivió ayer con la participación de empresas, universitarios y estudiantes de distintos establecimientos, tanto en la capital como en la provincia, para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, sin que esto se concretara”.

Mientras miles de guatemaltecos lanzaban consignas en contra del mandatario, en el Congreso de la República se conformó la Comisión Pesquisidora que analizará el expediente que la Corte Suprema de Justicia envió, para que los diputados decidan si le retira la inmunidad al Presidente.

Expertos consideran que las próximas semanas estarán marcadas por la percepción de la ingobernabilidad e inestabilidad en las actividades cotidianas.

Algunos optimistas prevén que la participación en las votaciones será significativa y se dará un castigo a los candidatos y partidos políticos que han sido señalados en ilícitos.