El país pasó del puesto 109 al 102, es decir, subió 7 puntos en el ranking, que mide el clima de negocios en 185 países, específicamente en lo que se refiere a la complejidad de las regulaciones que se establecen a las empresas para sus negocios.

Ya el año pasado, el país había subido 6 puestos en el ranking, lo que sumado al avance de ese año representa un avance muy importante, según las autoridades.

Según detalló la Presidencia, los avances fueron especialmente significativos en dos aspectos evaluados.

Uno de ellos es en lo relativo a los requisitos para creación de empresas, en las que Costa Rica pasó del lugar 126 al 102, una diferencia positiva de 24 puntos.

El otro aspecto es el relativo a los permisos de construcción, en que el avance fue de 37 puntos positivo, pasando de la posición 119 a la 82.

El gobierno explicó que desde 2011, el gobierno viene desarrollando una estrategia que involucra a 17 instituciones públicas para mejorar el clima de negocios en el país, mediante la simplificación de la tramitología.

Además de los indicadores de creación de empresas y los permisos de construcción, “en todos los demás indicadores hubo avances importantes a lo largo del año, los cuales se  verán reflejados en futuros informes.  El plan de acción  para el año 2015 ya fue aprobado por el Consejo de Competitividad en su sesión del 3 de octubre, e involucra el trabajo en 8 indicadores”, indicó el Ministerio de Economía.

Para la Presidenta Chinchilla, “la mejora del país en materia regulatoria, por segundo año consecutivo, demuestra el éxito de la estrategia trazada por el Gobierno con el apoyo de diversos sectores y cambia la tendencia de años anteriores en donde Costa Rica perdía competitividad por el exceso de trámites en el sector público”.