Conforme avanza el trámite del proyecto de Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos (Expediente 21.049), pronostican que las huelgas no van a desaparecer, aunque aumenten las regulaciones.

Ante la pregunta de si las huelgas van a desaparecer en caso de que se apruebe este proyecto de ley, Ariane Grau Crespo, socióloga y coordinadora de la Escuela Sindical Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), dijo que piensa que no, porque ante el ataque hacia todos los sectores trabajadores, la gente va a protestar de alguna forma, así estén reguladas  o no las huelgas. “Tendremos huelgas con más represión, más despidos, incluso personas presas y quién sabe qué más”.

“Hay una agenda muy fuerte contra el sector público y en general contra los sectores populares, porque hay una agenda de privatización”, expresó Grau. Sus declaraciones fueron dadas en el contexto del conversatorio “Protesta social: ¿De blanco por la acera o en resistencia por la calle?”, realizado  en la Facultad de Ciencias Sociales en la Universidad de Costa Rica (UCR).

“Es muy importante defender lo que se tiene. Además, ya las huelgas están super reguladas. Los trabajadores del sector privado no pueden ir a huelga así como está la ley en la actualidad”, declaró Grau.

Grau destacó que la normativa fue presentada en medio de la huelga el año pasado y tiene un componente de castigo y reacción a la lucha contra el “combo fiscal” y tambien de prevención, ante posibles movimientos que se den por esta agenda de ataques a los sectores populares. “Trata de corregir la ley para que no se pueda volver a hacer lo que se hizo durante la huelga y una corrección a las sentencias judiciales sobre las huelgas. Hay que recordar que la mayoría de las sentencias de los juzgados de trabajo declaró las huelgas del año pasado como legales”, apuntó Grau.

El viernes 25 de octubre, la Sala Constitucional emitió su fallo sobre dicho proyecto de ley. La normativa fue aprobada en primer debate en la Asambles Legislativa el 3 de setiembre, con 40 votos a favor. Sin embargo, su trámite fue frenado cuando un grupo de diputados presentó varias consultas de constitucionalidad a la Sala. Ahora el proyecto irá a la Comisión de Consultas de Constitucionalidad, que deberá sugerir al Plenario cómo corregirlo. Luego sería visto nuevamente en Plenario, para ser votado en primer y segundo debate.

https://www.informa-tico.com/28-10-2019/sala-iv-encuentra-vicios-constitucionalidad-proyecto-ley-regular-huelgas

El proyecto fue propuesto por el diputado liberacionista Carlos Ricardo Benavides.

Un entorno político cerrado, afirman

Otra de las razones por las que se pronostica que las huelgas y los bloqueos van a continuar como formas de protesta social, es por la coyuntura actual de un entorno político cerrado para los actores demandantes, que se demuestra con una falta de apertura de parte de las instituciones, una falta de mecanismos de diálogo y negociación y una negación y represión de las protestas.

Alejandro Alvarado, investigador en el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UCR, expuso algunas cifras para comparar la protesta social durante los gobiernos de Luis Guillermo Solís y de Carlos Alvarado.

Entre el 8 de mayo de 2018 y el 30 de setiembre de 2019 se dieron 1.362 acciones de protesta -80 protestas por mes-. Mientras que entre el 8 de mayo de 2014 y el 30 de setiembre de 2015, se dieron 1.123 acciones de protesta -un promedio mensual de 66-.

Según Alvarado, el repertorio de acciones de protesta incluye medidas no institucionales como bloqueos, huelgas, concentraciones, marchas, asambleas, actos sobre la propiedad, huelgas de hambre y ciberacciones; y medidas institucionales, como declaración pública, reunión con autoridades, o denuncia ante entidades.

Pero si bien durante el gobierno de Solís se usaron más acciones de tipo institucional (54.5%); la protesta callejera ha sido la norma en este gobierno. “La mayoría de acciones han sido bloqueos, que son medidas no institucionales y esto significa que cada vez más las instituciones están cerradas a la ciudadanía, que no tiene oportunidad de ser escuchada”, indicó Alvarado.

Asimismo, en un 63% de las protestas los protagonistas fueron personas trabajadoras del sector público.

(*) Fabiola Pomareda García es periodista freelance. Actualmente vive en San José, Costa Rica. Correo: pomaredafabiola@gmail.com. Twitter: @FabiolaPomareda