La Sala Constitucional emitió su fallo sobre el proyecto de Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos (Expediente 21.049),  que pretende regular las huelgas.

Los magistrados hallaron dos vicios en el texto, según el fallo emitido el viernes 25 de octubre.

El primero es un vicio de inconstitucionalidad al disponer que se pueden disolver sindicatos por las conductas delictivas de sus dirigentes. Según la Sala, “no se puede trasladar la responsabilidad penal personal de los dirigentes sindicales a todo el sindicato”.

El segundo es un vicio de procedimiento, pues según el Tribunal, no se le consultó a la Corte Suprema de Justicia cuáles servicios judiciales y auxiliares de la justicia son considerados esenciales; los cuales tendrían prohibición al derecho de huelga.

De acuerdo con el comunicado, la Sala Constitucional “avala la prohibición de la huelga en los servicios públicos esenciales señalados en el proyecto de ley, entre los que destacan los servicios de salud, transporte, comedores escolares, seguridad pública, controladores aéreos, bomberos, suministro de agua potable y energía eléctrica y de combustible”.

No obstante, los magistrados Salazar Alvarado y Picado Brenes salvaron parcialmente su voto pues consideran que “la prohibición absoluta de la huelga solo debe aplicar para los supuestos en que exista una amenaza evidente e inminente para la vida, la seguridad o la salud de toda o parte de la población; y, en los casos donde no aplica esa prohibición, se debe exigir una prestación mínima de servicios”.

Este proyecto de ley fue aprobado en primer debate el 3 de setiembre, con 40 votos a favor. Posteriormente un grupo de diputados presentó varias consultas de constitucionalidad a la Sala.

Ahora el proyecto irá a la Comisión de Consultas de Constitucionalidad, que deberá sugerir al Plenario cómo corregirlo. Luego sería visto nuevamente en Plenario, para ser votado en primer y segundo debate.

Sin embargo, antes la Asamblea Legislativa debe esperar el voto completo para su análisis.

Otras regulaciones del proyecto de ley que la Sala avaló

El Tribunal no encontró vicios de inconstitucionalidad en el artículo del proyecto de ley que dice que el patrono no deberá pagar los salarios correspondientes a los días que duró la huelga, a menos que ésta sea declarada legal y el motivo de la huelga sea imputable al patrono por incumplimiento grave.

Tampoco encontraron vicio de inconstitucionalidad en el artículo que indica que serán declaradas ilegales las huelgas de naturaleza puramente política.

Resolvieron que no existe vicio en imponer un plazo de duración máximo de 48 horas para las huelgas que tienen como finalidad protestar contra políticas públicas, siempre que éstas afecten de forma directa los intereses económicos y sociales de los trabajadores.
 

(*) Fabiola Pomareda García es periodista freelance. Actualmente vive en San José, Costa Rica. Correo: pomaredafabiola@gmail.com. Twitter: @FabiolaPomareda