Según los magistrados, la ley fue publicitada con un texto diferente al que finalmente se aprobó, sin que ese nuevo texto fuera divulgado previamente, en la forma que indica la legislación.

La Sala IV determinó que el impuesto no podrá ser cobrado a partir del 2016, pero los contribuyentes sí tendrán que cancelar el correspondiente al 2015, pues el fallo no tiene efecto retroactivo.

El impuesto único a las sociedades anónimas fue creado para fortalecer los recursos del Ministerio de Seguridad Pública en la lucha contra la delincuencia.

El Ministerio de Hacienda reaccionó al anuncio informando que hará los ajustes necesarios para garantizar al Ministerio de Seguridad los recursos necesarios para el cumplimiento de sus funciones.