Los presidentes Carlos Alvarado y Juan Carlos Varela, de Panamá. (Foto: TERESITA CHAVARRÍA)

La reunión que sostuvieron Alvarado y Varela se realizó en el Palacio de Las Garzas, casa de gobierno, y aprovecharon para reafirmar los lazos históricos de amistad y cooperación que ambos países mantienen desde diciembre de 1903.

Los jefes de Estado acordaron una cita a realizarse dentro de los próximos tres meses y una agenda en temas de desarrollo y la cooperación bilateral, seguridad, educación, comercio, intercambio científico y cultural así como asuntos relativos a la frontera común.

En el Palacio de Las Garzas también estuvieron, por Panamá: Isabel Saint Malo, Vicepresidenta; el Vicecanciller, Luis Miguel Hincapié, y el ministro de la Presidencia Jorge González. Por Costa Rica: el canciller Manuel Ventura, la encargada de negocios a.i. de la Embajada de Costa Rica, Ingrid Picado, y el asesor presidencial, Allan Solís.

Las Primeras Damas de Panamá, Lorena Castillo y de Costa Rica, Claudia Dobles sostuvieron una reunión bilateral paralela.

Entre otros asuntos analizados por ambos gobernantes se contempló el impulso de estrategias turísticas conjuntas con acciones como la implementación del turismo de cruceros entre los países vecinos.

También estarían en la agenda de la reunión presidencial: explorar posibilidades para la interconectividad por tren entre Costa Rica y Panamá, estrategias comerciales y de cooperación novedosas para fortalecer los históricos lazos de amistad que han caracterizado las relaciones entre ambas naciones.

Sobre la crisis que vive Venezuela, los mandatarios reafirmaron su compromiso con la defensa de los valores democráticos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho basado en una institucionalidad robusta, así como el propósito de fortalecer “el bienestar de la región mediante el diálogo, la paz y la democracia”.

“Unimos esfuerzos con el Grupo de Lima, del que tanto Panamá como Costa Rica formamos parte, con el propósito de articular posiciones para encontrar una pronta solución a la dramática situación que vive el país suramericano”, dijo Alvarado.