La economía costarricense tuvo en 2011 un buen año con estabilidad en todas las variables económicas, registrándose un crecimiento del 4.5% y una inflación de 4.74%, una de las más bajas en Latinoamérica, aseveró el presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, al presentar el informe sobre el desempeño de la economía en 2011, este jueves, en la Comisión legislativa de Gasto Público.

Bolaños destacó ante la Comisión que se lograron estos índices “a pesar de que la economía aún está en proceso de recuperación de la crisis que afectó al país durante los años 2007 al 2009”.

El presidente del Banco Central dijo que, por otra parte, los desequilibrios monetarios que se presentaron el año pasado ejercieron una presión menor a la estimada sobre los precios lo que permitió cumplir las metas sobre la inflación y la variación cambiaria, que se mantuvieron relativamente bajos.

La combinación de crecimiento, bajas expectativas inflacionarias y estabilidad en el tipo de cambio dan como resultado un escenario económico sin sobresaltos.

Con respecto a la política monetaria, el presidente del Central dijo que el tipo de cambio en el 2011 se movió dentro de las bandas con una volatilidad parecida a la de 2010 y no fue necesario que el Banco Central interviniera, recordó que el sistema de banda cambiaria rige desde el 2006 con lo que queda demostrado que se consolidó.