El gobierno abrió un periodo especial de tres meses, a partir de junio, para que los extranjeros que trabajan en el país en condición migratoria irregular, puedan normalizar su situación especialmente en los sectores agrícola, doméstico y de construcción.

 

Los beneficiados, en su gran mayoría nicaragüenses, no tendrán que viajar a su país para legalizar los documentos necesarios para regularizar su status migratorio sino que podrán hacerlo en los consulados respectivos en Costa Rica, con lo cual se ahorrarán mucho tiempo y dinero.

 

“Aprovecho esta oportunidad para hacer un llamado formal y vehemente a todos los empleadores para que en los sectores de la agricultura, la construcción y trabajo doméstico, regularicen a todas las personas trabajadoras. Debemos cumplir con los derechos laborales y es necesario que pongan a derecho cualquier situación irregular que exista”, afirmó en conferencia de prensa el ministro de Trabajo, Olman Segura Bonilla.

 

El funcionario explicó que se decidió decretar este periodo de excepción porque se ha determinado que en dichos sectores existe un alto porcentaje de incumplimiento de los derechos laborales.

 

El periodo especial correrá del 17 de junio al 17 de setiembre de este año, precisó Segura.

 

Freddy Montero, viceministro de Gobernación, aseguró que “se busca proteger los derechos fundamentales de los y las trabajadoras, de una importante cantidad de personas que ya son parte del pujante proceso diario de los diversos sectores productivos del país, en este caso en muchas fincas agrícolas, en el sector de la construcción y en cientos de hogares costarricenses donde laboran como empleadas domésticas”.

Trámite expedito

 

Las personas extranjeras podrán solicitar la documentación que requieren para los trámites en los consulados de su país en San José, evitándose viajes y grandes erogaciones económicas.

 

Además, los empleadores tendrán muchas facilidades para corregir la situación de sus empleados y cumplir con las leyes laborales costarricenses.

 “El MTSS confía en que con este procedimiento las personas trabajadoras contarán con un mayor respaldo de la ley, que proteja y defienda sus derechos laborales, ya que cada empleador deberá cumplir, sin excepción, con todas las responsabilidades estipuladas en la legislación como los son el pago mínimo, entrega de comprobante de pago, jornadas laborales de ley, seguro social, entre otras”, señaló un comunicado oficial.