El proyecto fue presentado por los diputados Fabricio Alvarado, Humberto Vargas y Óscar López y quedó aprobado en primer debate con el apoyo de todas las fracciones como el expediente 19356 Ley de Creación del Sistema de Alerta para la Protección de la niñez costarricense, en casos de sustracción o desaparición de menores de edad.

El diputado Fabricio Alvarado se mostró satisfecho por el apoyo y señaló que con esta Ley el Congreso está enviando señales claras a los costarricenses y a los infractores, de tolerancia cero a este tipo de delitos en el país.

Otro mensaje, agregó Alvarado, “es que en la Asamblea Legislativa se puede llegar a acuerdos importantes en temas necesarios, especialmente como este proyecto a favor de las nuevas generaciones”.

La Ley da un marco institucional para que se active en forma inmediata un sistema de alerta ante el aviso de desaparición o sustracción de menores de edad, que integra y obliga a todas las instituciones involucradas a activar protocolos de emergencia para la búsqueda de las víctimas y la localización de sus captores.

El diputado Óscar López, dijo que esta ley responde a necesidades urgentes de Costa Rica y que es "una oportunidad de honrar a los niños desaparecidos evitando que estas prácticas se sigan dando en nuestro país".

Humberto Vargas, por su parte, destacó que el expediente ha cumplido todo un proceso donde se ha tenido que ver a algunas familias costarricenses que sufrieron la desaparición de un menor de edad, por ejemplo los dos hermanos de Upala que vivieron una situación semejante.

“Ser insensible a esta situación que vive el país, no puede ser, todos somos padres de familia, todos tenemos hijos por los que tenemos que responder y por qué no darle a esos niños una protección especial", comento Vargas.

Pero para el diputado Otón Solís, el proyecto “es innecesario” y más bien “abre un portillo a una burocracia bien conformada”, puesto que el Patronato Nacional de la Infancia puede y debe hacer esta labor sin hacer una nueva ley, y llevar a cabo lo que pretende el proyecto.

"No me parece correcto hacer un proyecto de ley para que se coordinen instituciones y armen un sistema de coordinación, eso, por más principio de legalidad, no está prohibido para las instituciones, sino que es su obligación con el fin de cumplir con los fines que las leyes les asignan hacer y coordinar con otros entes públicos, es lo mínimo" aclaró Solís.

El diputado Gonzalo Ramírez, enfatizó en que la niñez costarricense se merece todo lo que se pueda hacer para respaldarla, en todas las formas posibles y generar la seguridad que necesitan, "Costa Rica tiene que cuidar más a sus niños y niñas".