A pesar de que Solís dedicó el fin de semana a recorrer varias comunidades de zonas afectadas por el temporal que azota al país desde hace varios días, no hizo mención del trabajo que despliegan varias instituciones y cuerpos de socorro para paliar los estragos que están causando las fuertes y persistentes lluvias en las regiones Caribe y Zona Norte.

Solís afirmó que “el cambio sí se ve” en las acciones de gobierno, “visitando las regiones, llenando de barro los zapatos, estamos del lado de nuestras comunidades, atendiendo sus necesidades de infraestructura y producción, así como las emergencias locales”.

El Mandatario recordó que comunidades y productores han enfrentado años de olvido y de luchar solos para desarrollarse y lograr su sustento. “Este Gobierno, enfatizó, fiel a su promesa de cambio, va al campo, al terruño, a colaborar con nuestros hermanos y hermanas”.

El itinerario, dijo Solís, lo ha llevado a recorrer desde la Zona Norte a la Zona Sur, de San Carlos a Parrita para ver in situ “las obras que se construyen en infraestructura y las acciones que realizan desde el campo las y los productores, que son la base del crecimiento económico del país”.

“En San Carlos, revisamos el avance de la construcción de la carretera de Sifón a la Abundancia, una legítima demanda de esta región, por décadas, que requirió cambios en el diseño para pasar de 2 a 4 carriles, junto con una inversión de $189 millones”.

Agregó que “entregamos ¢619 millones para proyectos agroproductivos en esta zona, un ejemplo del apoyo que estamos dispuestos a dar al sector agropecuario” así como la nueva opción de suscribir pólizas colectivas con el nuevo programa de aseguramiento de cosechas.

En Zarcero, dijo, “durante la celebración del centenario de este hermoso cantón, pudimos ver el despegue del movimiento “Un producto, un pueblo”, que promoverá la articulación de los diferentes actores de la comunidad, y que pronto se extenderá a otras regiones.

En la visita a Parrita “nos reunimos con representantes de cooperativas que nos expusieron proyectos y necesidades, y que aprovechamos para sembrar la primera palma del proyecto “Fortalecimiento de la Competitividad de los Productores de Palma Aceitera”.

La visita a Parrita se dio en el marco de una gira de 22 jerarcas del Gobierno a los cantones de la Zona Sur “en un gran esfuerzo de esta Administración para recabar, de primera mano, las demandas de esos territorios”.

En la Zona Sur se abrió “un diálogo respetuoso y propositivo con comunidades como Palmar Sur, San Vito, Golfito, Ciudad Neilly y Paso Canoas, por mencionar un ejemplo de nuestra vocación por atender las necesidades locales” aclaró.

El gobierno firmó cuatro convenios con una inversión de ¢3.800 millones, para impulsar el desarrollo de los pueblos de la Zona Sur del país.

Otros proyectos de gran incidencia social que impulsa el gobierno son la reactivación de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur), el mercado mayorista para la región Brunca, en Puerto Cortés y la búsqueda de soluciones para los oreros y trabajadores afectados por el Nemagón.

Solís también destaco la participación de la vicepresidenta, Ana Helena Chacón, en la graduación de 23 emprendedores en el cantón de Osa, para promover el turismo rural comunitario.

“Pero no nos limitamos a recolectar las inquietudes de las comunidades. La semana pasada recibimos en Casa Presidencial a representantes de campesinos preocupados por la situación de los porcicultores y productores de palma aceitera” dijo y agregó que con ellos se acordó “un trabajo conjunto para buscar nuevas formas de apoyo a nuestros productores, sin violentar los acuerdos que el país ha suscrito en tratados internacionales”.

“De esta manera, visitando las regiones, llenando de barro los zapatos, estamos del lado de nuestras comunidades, atendiendo sus necesidades de infraestructura y producción, así como las emergencias locales. Rompemos, de esta manera, con años de olvido y cumplimos la promesa de acompañar al productor local”.