Los profesores afiliados a la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), llenaron varias cuadras de la Avenida Segunda, ondeando banderas y lanzando consignas contra este proyecto y otras iniciativas de ley que podrían afectar sus derechos laborales.

El proyecto de educación dual, que ya fue dictaminado favorablemente por una comisión legislativa, es una opción de enseñanza en que los estudiantes reciben menos lecciones formales y pasan la mayor parte de tiempo en aprendizaje práctico en empresas privadas.

Aunque es impulsado por el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, como una opción para reducir la desocupación laboral que que afecta principalmente a la población más joven, la ministra de Educación, Sonia Martha Mora, afirmó este miércoles que lo aprobado por los diputados no satisface al Poder Ejecutivo.

Para la dirigencia magisterial la iniciativa  "atenta contra la calidad de la educación y la formación integral de nuestros jóvenes", según un pronunciamiento publicado por la APSE en su muro de Facebook.

Los sindicatos se oponen también a varios proyectos de ley que se tramitan en el Congreso dirigidos a reducir beneficios salariales a los funcionarios públicos, incluidos los educadores.

Los docentes exigen que no se afecten derechos adquiridos como el pago de sumas adicionales por años trabajados, dedicación exclusiva o disponibilidad, entre otros que podrían ser suprimidos de aprobarse alguno de los proyectos denominados "de empleo público".

Al finalizar la marcha, dirigentes sindicales se reunieron con el presidente del Congreso, Antonio Alvarez, a quien presentaron un pliego de peticiones.