Imagen satelital de la depresión tropical que amenaza con convertirse en huracán y golpeará a Centroamérica.

La depresión tropical seguirá afectando a Costa Rica e impactará con fuerza a partir del próximo viernes, estimó el Instituto Meteorológico Nacional (IMN).

El fenómeno se formó en el océano Atlántico y este miércoles pasa cerca de las costas de Venezuela y estará próxima a la península de La Guajira en Colombia el jueves.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Florida, estima que el viernes podría ser ya una tormenta tropical y que su trayectoria actual la llevaría directamente a las costas de Nicaragua o, eventualmente, a un punto cercano a la frontera entre ese país y Costa Rica.

Desde el lunes, el gobierno de Managua anunció que hay “altas posibilidades” de que lo anterior ocurra y aseguró que se está preparando para enfrentar una emergencia.

"Estamos vigilando permanentemente, preparándonos para lo que puede ser un evento mayor, parecido a los que hemos tenido", dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

En Costa Rica, se registran intensa lluvias en diferentes zonas del país, especialmente en la región norte (San Carlos, Sarapiquí) donde los caudales de varios ríos han rebasado sus cauces provocando inundaciones y arrastrando puentes, en la zona central específicamente en sectores de Pérez Zeledóny en el Pacífico Sur.

Las precipitaciones han causado inundaciones de poblados, el desplome de puentes y cortes en carreteras. Algunas poblaciones carecen de agua potable por el arrastre de sedimentos hasta las fuentes de agua.