Los diputados de las seis fracciones que aprobaron el proyecto son del criterio de que la reforma al Reglamento de la Asamblea Legislativa es un paso importante para evitar que algunos proyectos se empantanen por la aplicación del artículo 137, así como por el uso extensivo del uso de la palabra, dos factores, señalaron, que entraban el trabajo del Plenario.

Los legisladores son del criterio de que la nueva normativa se aplique de manera inmediata a partir de su aprobación. La reforma establece la reducción de cuatro a dos días el tiempo de que disponen los diputados para plantear modificaciones a los proyectos de ley que ingresan al Plenario Legislativo, por medio de la aplicación del artículo 137 del Reglamento del Congreso.

El texto del Artículo 137. Mociones de fondo, señala que si se trata de mociones destinadas a modificar un proyecto de ley en cuanto al fondo, sólo se admitirán cuando se presenten al Directorio durante las primeras sesiones de discusión del proyecto en primer debate.

El Presidente del Congreso dará a conocer los textos ingresados que pasarán a la comisión dictaminadora y se tendrán por incorporadas al proyecto, si así lo determina dicha comisión.

El orden del día de la comisión respectiva se ajustará a estos efectos para que se tramiten y se rinda el informe al Plenario, en un plazo no mayor de tres días hábiles. Mientras tanto, se suspenderá el trámite del primer debate.

La modificación al reglamento también reduce los sesenta minutos de que disponen actualmente los diputados, a 30 minutos el tiempo para referirse a los proyectos de ley.

El jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Marco Vinicio Redondo, considera que la modificación debe aplicarse de inmediato a los proyectos que aún no estén en el proceso de mociones vía artículo 137, mediante el cual se pueden modificar los proyectos.

“Esto debe regir de una vez y cumpliendo con los momentos procesales, no se le puede aplicar a los proyectos que ya iniciaron el proceso de mociones pero sí, a los que están por ingresar” dijo el jefe de la bancada del Partido Liberación Nacional, Julio Rojas Astorga.

Para el legislador de Alianza Demócrata Cristiana, Mario Redondo, “la reforma debería aplicarse de manera inmediata a los proyectos que todavía no se les estén aplicando las modificaciones vía artículo 137”.

Con un criterio contrario, el jefe de fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas Varela, dijo que esta reforma afecta los derechos que tienen las minorías para hacerse oír en el Plenario. “Esta reforma no se puede aplicar a los proyectos que están ya en el Plenario Legislativo, sino solo a los que están por entrar en la Secretaría del Directorio” acotó Vargas.

Fabricio Alvarado Muñoz de Restauración Nacional, y el libertario Otto Guevara Guth, se oponen a la reforma aduciendo que afectaría a las minorías al reducir los tiempos de presentación de mociones y pusieron como ejemplo a las fracciones unipersonales en situaciones en las que el legislador quiere poner mociones en varias comisiones.

El Presidente de la Asamblea Legislativa Rafael Ortiz Fábrega y la Fracción de la Unidad apoyaron la reforma Reglamentaria, que va a beneficiar los tiempos en discusiones como la elección de Magistrados, permiso de atraque de buques, ratificaciones y nombramientos, informes de consultas de Constitucionalidad, creación de comisiones investigadoras, Informe de comisiones investigadoras, admisibilidad de Reformas Constitucionales y reformas al Reglamento Legislativo, principalmente.