En la presentación de la convocatoria, el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, señaló que el centro de atención del período de sesiones extraordinarias que se celebrará en agosto, será el fortalecimiento hacendario, aunque resaltó que, la agenda no se limita al tema de los impuestos como tal ya que se suman una serie de iniciativas para apuntalar el crecimiento económico del país.

Se incluyeron iniciativas en materia de mejora del gasto público, administración y recaudación de tributos así como de impulso económico, señaló Alfaro

Entre los que fueron convocados están los proyectos de Ley de Responsabilidad Fiscal de la República (conocido como Regla Fiscal), el de Impuesto de las Personas Jurídicas, que dotaría de recursos a los cuerpos policiales, la Ley de Regímenes de exenciones y no sujeciones del pago de tributos, su otorgamiento y control sobre su uso y destino.

“Este periodo de sesiones extraordinarias es limitado en el tiempo; consta solo de ocho sesiones efectivas de Plenario, sin embargo, confiamos plenamente en que el clima de entendimiento tan positivo que ha prevalecido alrededor de estos proyectos entre las y los diputados y el Ejecutivo, se mantenga para lograr los acuerdos necesarios que permitan avanzar en la discusión fiscal”.

El vicepresidente de la República y ministro de Hacienda, Helio Fallas Venegas, puntualizó que tal y como se ha informado “el agravamiento de la situación fiscal producto del creciente déficit primario y, consecuentemente, del incremento de la deuda del Gobierno Central en los últimos ocho años, tiene serias implicaciones sociales y económicas que se deben observar con preocupación y atender lo antes posible”.

Fallas reiteró los esfuerzos del gobierno en la contención del gasto público: “Una forma de atenuar  el problema, es la aprobación de los proyectos para el fortalecimiento de la Hacienda Pública; unos en materia de ingreso, con el fin de contar con más recursos y mayores controles a la elusión y a la evasión de impuestos; y otros en materia de gasto, para garantizar un mejor uso de los recursos públicos y calidad de ese gasto”.

“Esto vendría a complementar los esfuerzos del Gobierno en ambas áreas, los que si bien, son bastante positivos, resultan insuficientes para resolver esa situación” en forma total.

Proyectos para crecimiento económico

Adicional a las iniciativas fiscales, el Gobierno convocó una serie de proyectos para impulsar la economía, sobre los cuales espera que sean tramitados de forma expedita por los legisladores ya que tienen un ambiente favorable en el Plenario.

Entre estos proyectos están la Aprobación de la adhesión a la Convención de las Naciones Unidas sobre los contratos de compraventa internacional de mercaderías, así como la Ley para el fomento de la competitividad de la Pyme mediante el desarrollo de consorcios, y la Ley que autoriza el desarrollo de infraestructura de transporte mediante fideicomiso.

Se suman la Ley para regular el teletrabajo, la Ley marco de la Economía Social Solidaria y la Ley de protección al inversionista minoritario. La agenda incluye la ley del Contrato de Préstamo suscrito con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF del Banco Mundial), con el cual la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) podrá construir los nuevos hospitales de Cartago (Dr. Max Peralta), Turrialba (William Allen) y Golfito (Manuel Mora).

De igual modo, el Ejecutivo convocó el proyecto de Ley del Ministerio de Obras Públicas y Transportes y de creación del Instituto Nacional de Infraestructura Vial. Esta iniciativa pretende cerrar el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), definir las capacidades y herramientas de rectoría del Ministro de Obras Públicas y Transportes sobre las instituciones relacionadas con la ejecución de infraestructura del transporte y establecer los principios fundamentales para la gestión de la infraestructura vial.

Además, se incluyen en la convocatoria otros proyectos específicos que permitirán que todas las comisiones puedan sesionar y de esta forma se aprovechen al máximo todos los espacios de discusión legislativa que permitan avanzar la mayor cantidad de proyectos de la agenda del Poder Ejecutivo.