Alvarado pidió la comprensión de la población para las nuevas dinámicas de aperturas y cierres alternados que responden a una estrategia sanitaria para desacelerar los contagios que siguen concentrándose en la Gran Área Metropolitana (GAM), donde la tasa de contagio es cercana a un punto porcentual, mientras que los contagios han mostrado una disminución importante en todas las regiones del resto del país. 17 cantones y distritos pasaron de alerta naranja a alerta amarilla con menores restricciones.

El Ministro de Salud, Daniel Salas, indicó que la nueva dinámica tiene dos fases, el mes de agosto inicia con una fase de apertura el 1° de agosto hasta el día 9, en los cantones y distritos en alerta naranja. Después habrá un cierre de 12 días –del 10 al 21– en los que el sistema de salud captará los nuevos casos que se estarán manifestando de varios días después de haberse expuesto al contagio para dar paso a otra fase de apertura del 22 al 30 de agosto.

Señaló Salas que los expertos han podido establecer que el 97.5% de los contagios manifiesta síntomas en los 11 días posteriores a la exposición al virus por lo que los cierres serán de doce días.

Otros factores que tendrán peso en la dinámica de cierres y aperturas tienen que ver con el comportamiento de los contagios en cada lugar, y serán las autoridades locales, comités de emergencias y personal de salud, los que hagan la recomendación.

Las medidas de apertura y cierre, explicó la ministra coordinadora del equipo económico de gobierno, Pilar Garrido, han sido consensuadas con las cámaras empresariales, actores y gobiernos locales para buscar el equilibrio entre la protección y la vida de la población y las necesidades de reactivación de la economía.

 

Los cantones en alerta naranja son en la provincia de Alajuela: Naranjo, Poás y Alajuela centro. En la provincia de Heredia: Barba, San Isidro, San Rafael, Flores, San Pablo, Santo Domingo, Heredia Centro.

En la provincia de San José: Tibás, Montes de Oca, Curridabat, Goicoechea, Coronado, Moravia, Santa Ana, Escazú, Mora, Alajuelita, Desamparados, Aserrí y el cantón central de San José.

En la provincia de Cartago, el cantón de La Unión.

En la provincia de Puntarenas: Chacarita y Barranca y Corredores y San Vito en el sur.

El resto del país se encuentra en alerta sanitaria amarilla.

ESTATUS DEL COVID-19

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó que el 54% de los casos de COVID-19 están en San José, Desamparados, Alajuelita y Cartago y en menor porcentaje en Escazú, Santa Ana, Curridabat, y otros cantones de la GAM que permanecerán en alerta sanitaria naranja con restricciones pero con más apertura de actividades económicas.

Lo que busca el gobierno, explicó Salas, es un balance para seguir protegiendo las vidas, evitar que el sistema de salud se sature y procurar una apertura responsable de las actividades productivas para favorecer a las familias y las empresas.

Al 29 de julio, informó el ministro Salas, se registran 456 casos nuevos de COVID-19, para un total de 16.800 casos confirmados, en edades de cero a 100 años. 7.665 mujeres y 9.135 hombres.

Por edad 13.689 son adultos, 1.039 adultos mayores y la cifra de menores de edad sigue en aumento para un total de 1.940 y 132 no dijeron su edad.

Las personas recuperadas son 4.050 en edades de cero a 96 años. 1.781 mujeres y 2.269 hombres.

334 personas están hospitalizadas, 75 en cuidados intensivos con edades de cero a 96 años.

Para este miércoles se reportan ocho lamentables fallecimientos: cinco hombres, y tres mujeres, con un rango de edad de 56 a 86 años, provenientes de las provincias San José, Cartago y Alajuela.

Los factores de riesgo más comunes que presentaban estas personas son la hipertensión arterial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes, obesidad y tabaquismo. Los decesos se registraron en los hospitales San Juan de Dios, Calderón Guardia, Hospital México y CEACO.

En total se contabilizan 133 fallecimientos, 50 mujeres y 83 hombres, con edades de 23 a 99 años.