Imagen MAG. Google

El ministro del MAG, Renato Alvarado, indicó que el propósito es fortalecer el proceso de implementación y fiscalización del cumplimiento de los protocolos sectoriales para la prevención del contagio del COVID-19, en los ambientes laborales relacionados con la producción agropecuaria, que fue en una etapa de la pandemia uno de los principales focos de propagación del virus.

Se trata de más de 900 funcionarios de la Dirección Nacional de Extensión Agropecuaria, del Servicio Fitosanitario del Estado y del Servicio Nacional de Salud Animal, que además de apoyar a los productores en la implementación de los lineamientos y protocolos sanitarios, podrán colaborar con el Ministerio de Salud en la emisión, notificación y seguimiento de las órdenes sanitarias que correspondan porque se han construido en agentes sanitarios.

“Estos funcionarios podrán colaborar en actividades y establecimientos bajo su supervisión, que requieran realizar ajustes para lograr el cumplimiento de las disposiciones sanitarias con medidas generales y específicas para su adecuado funcionamiento, garantizando así la estabilidad de la producción agropecuaria, el abastecimiento de alimentos a la población y la protección de la salud”, indicó.

Agregó que la investidura de este personal como autoridades sanitarias, permitirá facilitar las acciones para que la producción agropecuaria costarricense sea más segura, eficiente y eficaz, en el marco de lo que exige la pandemia.

“El sector agro nacional sabe producir con excelente calidad, cumpliendo requisitos muy exigentes y bajo protocolos estrictos de inocuidad. Ahora, asumimos el reto de además cumplir con los protocolos COVID para seguridad de colaboradores y consumidores”, explicó el ministro Alvarado.

Finalmente, indicó que la delegación de la fiscalización de los protocolos en el sector agro, por parte del Ministerio de Salud, permitirá mitigar el daño a la salud pública ante los efectos de dicha enfermedad debido a su estado epidemiológico en el territorio nacional y a su vez, involucrar a funcionarios de experiencia en el sector, que permitan una comunicación más fluida entre ellos y los productores.

Procurando el bienestar de todas las personas que radican en territorio costarricense, la medida se basa en los decretos ejecutivos 42227-MP-S del 16 de marzo de 2020 que declaró el estado de emergencia nacional, y el 42336-S del 8 de mayo de 2020, Reglamento a la Ley Número 9845 del 30 de abril de 2020 Denominada Reforma al Artículo 160 de la Ley 5395 Ley General de Salud del 30 de octubre de 1973.

El Ministerio de Salud brindará un modelo de orden sanitaria para que el funcionario del MAG, investido de autoridad de salud, emita y notifique los incumplimientos.  Las órdenes sanitarias correspondientes serán oficializadas por el Ministerio de Salud y el MAG se encargará de la notificación respectiva.  El seguimiento recaerá en las respectivas Áreas Rectoras del Ministerio de Salud.