A partir de este hecho, los expertos pueden descartar el riesgo de una avalancha afecte a las poblaciones ribereñas, por cuanto el cauce del río, a partir del sitio del evento, continúa sobre un terreno muy plano y ancho, que sirve de amortiguador. Además, no existe población ubicada cerca del evento y la comunidad más cercana se encuentra más de 20 kilómetros de distancia.

El embalse de agua que produjo a la altura de la comunidad de Ujarrás de Sarapiquí, Alajuela, donde este viernes se pudo observar una importante filtración en la represa formada por el material caído de la ladera.

El informe de la inspección fue dado por el geólogo de la CNE, Julio Madrigal, quien explicó que se trata  de una buena noticia “esta condición es positiva, ya que muestra el proceso natural que el mismo río realiza para volver a la normalidad” señaló.

Su informe coinciden con las observaciones realizadas por expertos del ICE destacados en la zona que cuentan con un puesto de vigilancia del deslizamiento y un sistema electrónico que permite medir el nivel del agua.

Las autoridades de la CNE mantienen su recomendación de evitar actividades recreativas a lo largo de la cuenca. El embalse de agua que produjo el deslizamiento en el río Sarapiquí, cerca de la comunidad de Ujarrás en Sarapiquí de Alajuela, muestra una importante filtración en la represa formada por el material caído de la ladera.

Así se desprende de la última inspección realizada por el geólogo de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), Julio Madrigal, quien explica que esta condición es positiva, ya que muestra el proceso natural que el mismo río realiza para volver a la normalidad.

Esta explicación coinciden con las observaciones realizadas también por especialistas destacados en la zona por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que además, cuenta con un puesto de vigilancia dirigido hacia el deslizamiento y un sistema electrónico que permite medir el nivel del agua.

Los especialistas descartan que una posible avalancha afecte a las poblaciones, por cuanto el cauce del río, a partir del sitio del evento, continúa sobre un terreno muy plano y ancho, que sirve de amortiguador. Además, no existe población ubicada cerca del evento y la comunidad más cercana se encuentra más de 20 kilómetros de distancia.

Las autoridades de la CNE mantienen su recomendación de evitar actividades recreativas a lo largo de la cuenca.