A 24 años de la fundación en Brasil del Foro de San Pablo, que congrega a partidos de izquierda y movimientos sociales, el vicepresidente boliviano Alvaro García destacó “el establecimiento (en la región) de la democracia como método revolucionario”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hablará este viernes a los asistentes, en su mayoría jóvenes de todo el mundo, para cerrar oficialmente el Foro de San Pablo. La próxima edición de esta asamblea internacional se realizará en Ecuador.

“Atrás hemos dejado las democracias fósiles”, y agregó “en nuestros países, donde han triunfado los gobiernos revolucionarios, ha habido una transformación y un enriquecimiento de la democracia, entendida como participación, como radicalización, como comunidad”, sostuvo García Linera.

Destacó al mismo tiempo que “estamos asistiendo –a 24 años del nacimiento del Foro– a una lenta pero irreversible decadencia del Hegemón norteamericano -en alusión a la novela de Orson Scott-. Estados Unidos no es más la potencia imperial, dirigente del mundo”.

Agregó en este sentido que China y Europa están quitándole el liderazgo económico “aunque sigue siendo dominante, en base a la fuerza, pero ya no en base al liderazgo, a la convocatoria y a su poderío irrebatible en nivel económico”. Asimismo, manifestó que hablar del neoliberalismo en América latina cada vez se asemeja más a hablar de un arcaísmo que “es casi como hablar del Parque Jurásico. Hoy el neoliberalismo es un arcaísmo que estamos botando al basurero de la historia”, acotó.

García Linera, que junto con el presidente Evo Morales nacionalizó los recursos naturales en su país, entre ellos los hidrocarburos, llamó “a defender y ampliar los logros obtenidos hasta hoy” por la izquierda en la región.

En un mensaje grabado, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva dijo que “estoy convencido de que un camino importante para nuestra economía y un progreso de muestras cosas pasa fundamentalmente por la integración de América latina. Ojalá que desde Bolivia en este Foro de San Pablo sea el debate de integración y de conclusiones, porque en los años ’90 fue decisivo para derrotar a los gobiernos neoliberales”, agregó.

El Foro, nacido en 1990 bajo el influjo del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, ha tenido como uno de sus principales objetivos la búsqueda de modelos de desarrollo con justicia social para oponerlos a las recetas del neoliberalismo que fueron hegemónicas en los años ’90 en la región. Su realización en San Pablo apareció en oposición a la realización del Foro de Davos, adonde concurren representantes de los gobiernos de las economías centrales así como grandes empresarios y financistas. El Foro cerrará hoy con un documento final de conclusiones y un discurso del presidente Evo Morales. La próxima edición del Foro la organizará Ecuador.