A dicho contratista se le han adjudicado, de 2014 a la fecha, trabajos por 486 millones, que representan un 2,6% del total de las contrataciones realizadas durante este periodo por la CNE, en contraste con los 4.922 millones que la entidad le otorgó durante la administración de la ex presidente Laura Chinchilla, aseguró el presidente de la CNE, Iván Brenes Reyes.

“Hemos realizado procesos de contratación trasparentes en esta administración. Las empresas participantes pertenecen a la base de datos del Sistema de Compras Públicas del Estado que administra el Ministerio de Hacienda y que tiene sus propios criterios en los que la CNE no tiene injerencia”, enfatizó el funcionario.

De acuerdo con datos oficiales, la entidad ha contratado con el grupo JCB (de Bolaños) trabajos de diversa índole como limpieza y canalización de cauces, movimientos de tierra, dragados, remoción de material, rehabilitación de vías y drenajes y ampliación de obras de protección, entre otras.

“Por lo tanto, se demuestra que la CNE ha llevado a cabo un proceso transparente, sin perjudicar ni favorecer los intereses de ninguna empresa en particular”, puntualizó Brenes.

Bolaños está en el centro del llamado “caso del cemento chino”, relacionado con un crédito que le otorgó el Banco de Costa Rica por 20 millones de dólares para la importación de cemento chino. Algunos medios de comunicación acusan a funcionarios del gobierno de haber influido para que ese préstamo fuera otorgado a Bolaños, acusación que ha sido rechazada enfáticamente por el presidente Luis Guillermo Solís.

El mandatario aseguró el lunes que este “escándalo” es parte de una campaña para denigrar al gobierno con motivo del proceso electoral que se avecina y aseguró que demostrará a la ciudadanía que todo es un engaño.