El Parlamento Europeo reconoció por mayoría el "derecho incuestionable" del pueblo palestino a su autodeterminación y a contar con un Estado propio, el mismo derecho que "tiene el Estado de Israel a existir, en el marco de fronteras seguras", y pidió a los 27 socios de la Unión Europea (UE) que se adhieran a este reclamo. Ayer, el Consejo de Seguridad transfirió el pedido de Palestina a una comisión legal.

Por otro lado, el parlamento, en Estrasburgo, criticó la política de asentamientos del Estado hebreo en Jerusalén oriental y en Cisjordania. Desde hace tiempo la Eurocámara promueve las negociaciones directas entre palestinos e israelíes con vistas a la solución de "dos Estados" que convivan pacíficamente.

En ese sentido, la resolución aprobada hoy por amplia mayoría vuelve a apostar por esa solución, basada en las fronteras de 1967 y con Jerusalén como capital de ambos Estados.