La advertencia la planteó este martes, a nombre del PAC, el diputado Juan Carlos Mendoza, quien dijo que el mayor riesgo de esta situación es que se produzca una tragedia con pérdidas de vidas humanas, como ocurrió con el puente de Turrubares el 22 de octubre de 2009, con saldo de 5 muertos y 35 heridos.

“Pero también existe el riesgo de que el colapso de puentes impacte negativamente la producción nacional”, expresó el legislador.

“Desde el 2007, en un informe de la Agencia de Cooperación Japonesa, se alertó que los 1.330 puentes nacionales padecen un deterioro alarmante y que 29 de ellos requieren intervención urgente. Desde entonces no se ha hecho nada”, recordó Mendoza.

La prueba de lo dicho  es que solo de 2010 a 2012, la inversión estatal en puentes ha caído un 50%, apuntó.

El PAC demandó al MOPT que asuma la responsabilidad por la crítica situación de los puentes nacionales con ayuda del  Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LANAMME), de la Universidad de Costa Rica, y que excluya de ese proceso al CONAVI “por su nula capacidad para solucionar el problema”.

Concretamente, Mendoza solicitó al ministro del ramo, pedro Castro, firmar un convenio mediante el cual se le transfieran recursos al CONAVI para que traslade capacidades y conocimiento al Departamento de Puentes del MOPT y que éste asuma la tarea de inmediato.

Una de las tareas prioritarias, agregó, es se haga un inventario de puentes y se priorice la intervención y rehabilitación de dichas estructuras.

“Es totalmente inaceptable que luego de reiterados advertencias e informes técnicos de JICA y LANAMME y solicitudes de entidades como la Contraloría y la Defensoría de los Habitantes, los puentes nacionales sigan abandonados. Pedimos acciones concretas para que no tengamos que lamentar tragedias humanas por la negligencia de nuestras autoridades viales.”, concluyó Mendoza.