"Hasta que no se retire el ejército y la represión, no se celebre ningún encuentro internacional en Chile, como la COP25"

"Toda la movilización social denuncia su cansancio respecto a un modelo económico que no cumple los estándares para una sociedad justa", expresaron.

La misiva de los diputados del Parlamento Europeo está dirigida a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y tiene como objetivo, que el organismo internacional “rompa su silencio e interceda para que termine la represión y la violación a los Derechos Humanos que se vive actualmente en Chile”.

El documento señala que “el descontento de la sociedad chilena es transversal” y se “extiende desde Santiago a las grandes metrópolis de Valparaíso y Concepción”.

“Toda la movilización social denuncia su cansancio respecto a un modelo económico que no cumple los estándares para una sociedad justa”, expresaron.

“Las imágenes y videos difundidos a través de redes sociales evidencian el uso excesivo de la fuerza por parte de militares y policías, acreditándose denuncias de al menos 500 personas desaparecidas, violaciones sexuales y otras vejaciones contra los derechos humanos más elementales”, señalaron.

Entre las peticiones que realizaron los Eurodiputados a la Unión Europea, exigen que las autoridades chilenas “pongan fin a la represión de la protesta social”.

Además, que la UE “solicite información y explicaciones sobre el actuar de las Fuerzas Armadas y policías chilenos en cuanto a la represión que han ejecutado en las protestas”.

La carta de los Eurodiputados, fue entregada este martes (29.10.19) y evidencia el malestar de los parlamentarios ante “la militarización del país que ha ido en aumento y la extrema represión de las movilizaciones”.