Se trata de un conjunto de iniciativas basadas en la definición de prioridades en “las áreas económica, social, ambiental, de seguridad y de gobernación”, precisó la Presidencia en un comunicado.

“En materia económica el Gobierno dará prioridad a proyectos de ley que impactarán favorablemente en la estabilidad macroeconómica, en un mayor apoyo a la microempresa y la generación de empleo. Los proyectos prioritarios serán: Sistema Banca para el Desarrollo, Ley de Investigaciones Biomédicas y Ley para desincentivar el ingreso de capitales externos”, señala el informe.

“En materia social, el interés se concentrará en temas como el cuido de la niñez y el cumplimiento de sentencias emitidas por tribunales internacionales. Se convocará el Proyecto de la Red de Cuido y Ley marco de Fecundación in Vitro”, agrega.

Dentro del aspecto ambiental, el gobierno incluye la Ley de Contingencia Eléctrica y la Ley de Geotermia, aunque ambas contienen aspectos de trascendencia económica.

La Ley de Extinción de Dominio, que faculta al Estado a expropiar los bienes producto del narcotráfico y del crimen organizado, tendrá prioridad en el campo de la seguridad pública, anunció el gobierno.

“Finalmente, el Gobierno confía en que se logren avances en el marco de una negociación política que permita introducir mejoras a nuestra institucionalidad democrática. Con ese objetivo convocará la Reforma al Reglamento Legislativo, la Reforma a la Ley de la Jurisdicción Constitucional y las reformas a la Ley de Conavi, Ministerio de Obras Públicas y Transportes y Ley de expropiaciones”, apunta el comunicado.

El periodo de sesiones extraordinarias, en que el gobierno tiene la potestad de definir la agenda legislativa para impulsar sus proyectos, corre del 1 de diciembre al 30 de abril.