Además, deja al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) sin su presupuesto preventivo, pues traslada unos 47.000 millones de esa institución al Ministerio de Seguridad Pública y otras instituciones.

Esta medida "tampoco resuelve de forma definitiva el problema de financiamiento de los cuerpos de seguridad, como silo hace el proyecto de ley de impuesto a las personas jurídica",señaló el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro.

"Si bien el porcentaje de recorte no es alto, es menos del 0,2% del presupuesto propuesto, sí puede provocar afectaciones, ya que los recortes al presupuesto de las instituciones no representan una disminución de las funciones que dichas entidades tienen encomendadas por ley", afirmó el viceministro de Hacienda, Francisco Pacheco.

El gobierno valora opciones para enfrentar el problema, de manera de que se sigan prestando los servicios afectados. En principio,el ministerio de Hacienda planea presentar un proyecto de presupuesto extraordinario "a la mayor brevedad posible",dijo Alfaro.

Movilizaciones y protestas

Varias organizaciones que trabajan con la niñez anunciaron una protesta en las barras del Congreso mientras que otros sectores se estarían movilizando para pedir a los diputados que reconsideren su decisión.