La construcción de acueductos en comunidades indígenas avanza aceleradamente

Los proyectos beneficiarán a 3.300 personas en los territorios de Telire (4 acueductos), Punta Burica (3), Salitre (2), Bribri de Talamanca, Tayní, Térraba y Zapatón, precisó un informe oficial.

“La inversión en agua potable para los pueblos indígenas es una de las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo y de los objetivos institucionales. En los últimos 5 años, hemos concluido 18 acueductos por ₡1.760 millones para el beneficio de más de 10.000 personas”, resaltó la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga.

Durante el 2019, se inauguraron proyectos en los territorios indígenas de Punta Burica, cerca de la frontera con Panamá, y Malecu en la zona norte.

La cartera de inversiones en comunidades indígenas se financia con el apoyo del Fondo de Asignaciones Familiares (Fodesaf), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Cooperación Española, además de los recursos propios de AyA.

Interculturalidad

La ejecución de muchos de estos proyectos se dificulta por la dispersión de sus habitantes, la topografía y las dificultades de acceso, admitió Astorga.

Por ejemplo, en las comunidades cabécares de Alto Bley y Bekbatä, en Telire de Talamanca, donde habitan 110 personas, la construcción implica trasladar tanques, tubería, accesorios y funcionarios en varios viajes de helicóptero de hasta media hora.

En estos proyectos los funcionarios se acompañan de indígenas interpretes español-cabécar para cumplir con el proceso de información y consulta que exigen los convenios internacionales en esta materia, considerando las condiciones socioculturales, educativas, generacionales y de género en estas comunidades.

Igualmente, la institución gestiona la construcción de acueductos en las comunidades indígenas de Quitirrisí, Rey Curré y Nairi Awari. Además, se proporciona agua potable mediante camión cisterna a más de 6 comunidades indígenas.

Procesos consultivos

Para el desarrollo de las distintas obras, el AyA promueve procesos consultivos continuos con enfoque intercultural durante todo el ciclo de los proyectos con las poblaciones indígenas (preconstrucción, construcción y manejo de acueductos).

“Impulsamos un cambio de paradigma en la gestión de proyectos para los pueblos y territorios indígenas, que contemplan los derechos culturales y el respeto a la legislación internacional y nacional en esta materia, lo cual es posible también gracias a la articulación con otras instituciones y ministerios”, resaltó Astorga.

El AyA respeta en los procesos consultivos el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Mecanismo General de Consulta de 2018.

Como complemento a las obras a construir, durante 2020 la institución llevará a cabo un diagnóstico de las condiciones de abastecimiento de agua potable y saneamiento de los 24 territorios indígenas, a la vez, que está trabajando en el “Programa de atención institucional a pueblos y territorios indígenas”.

Actualmente, existen más de 50 acueductos en estos territorios, a los que se procura dar acompañamiento en su gestión.