Imagen. Foto tomada de Semanario Universidad. Los diputados Carlos Ricardo Benavides, del PLN y Víctor Morales Mora del PAC.

Es decir, la discrepancia no está en el enfoque totalizante y autoritario de la rectoría.

En esto no tienen, como dice, un amigo, la menor mínima diferencia.

Es decir, el nuevo Leviatán del empleo público tendrá su residencia en MIDEPLAN, o en la inoperante DGSC.

Pero, en cualquiera de estas dependencias que sea, de toda suerte, hay que tener claras dos cosas elementales:

En primer lugar, la rectoría tiene límites constitucionales que traspasa el proyecto, porque en lugar de rectoría, el proyecto coloca a todas las entidades en una situación de subordinación política, jurídica y administrativa; en un régimen jerárquico absolutamente incompatible con la función de rectoría política.

En segundo lugar, rectoría no puede existir del todo, ni aún en grado mínima, ni la puede ostentar ni MIDEPLAN o la DGSC, contra la autonomía de la CCSS, Universidades públicas y las corporaciones municipales, salvo que sea derrumbando la misma CO POL.

Autonomía política constitucional y Rectoría son absolutamente incompatibles e irreconciliables.

* PNL (partido neoliberal): nuevo acrónimo del ex PLN

** MIDEPLAN: Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica. DGSC: Dirección General del Servicio Civil.