Las mascarillas se encontraban en aduanas y habían pasado a ser propiedad del IMAS por disposición legal, debido a que sus importadores no las retiraron ni se pudieron vender en remate.

“El Sistema de Protección Social de Costa Rica es uno solo frente a los retos de nuestra gente. Por ello, el IMAS se une a la atención de esta emergencia sanitaria, no solo paliando los efectos en la economía de los hogares, sino, echando mano de todos nuestros recursos para apoyar las acciones sanitarias”, afirmó Juan Luis Bermúdez, presidente ejecutivo del IMAS.

Agregó que “la CCSS, como institución de primera respuesta, requiere todo el apoyo de la institucionalidad, el sector privado y de la ciudadanía para superar esta crisis nacional y mundial. Esa es la esencia de nuestro pacto social”.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS agradeció este apoyo del IMAS y señaló que, “esta donación de mascarillas quirúrgicas contribuirá mucho al cumplimiento de lineamientos institucionales de uso de este insumo en la atención de pacientes por COVID-19, cuyo uso está sustentado en lo que dicta la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

El programa de Donaciones del IMAS, amparado en la ley la Ley 6106, o Ley de Distribución de Bienes Confiscados, dota de bienes materiales a diferentes organizaciones comunitarias, centros educativos y otras entidades que coadyuven en la lucha contra la pobreza.