El ministro del Ambiente, René Castro, normalmente reacio al diálogo con los ambientalistas, sorprendió este fin de semana con la convocatoria a una “reunión urgente tras la muerte de Jairo Mora”, a ONGs ambientales marino-costeras para presentarles un plan “para detener la delincuencia ambiental” en el país.

En términos inusual en el discurso oficial, el comunicado señala que “decididos a que la muerte del biólogo Jairo Mora no quede impune y a que este hecho estremecedor nos conduzca a acciones urgentes para detener la delincuencia y la criminalidad ambiental en nuestro país” pidió a las organizaciones reunirse mañana martes, en las oficinas del Ministerio de Ambiente.

El motivo del encuentro, señala, es “compartir con ustedes una serie de propuestas y escuchar también sus ideas, de modo que conjuntamente establezcamos medidas efectivas” para evitar que se repita un hecho así.

El comunicado distribuido entre líderes y ONG ambientalistas el fin de semana, está firmado por el ministro Castro y José Lino Chaves, el viceministro de Agua y Mares -una agenda con muchos pendientes entre autoridades y conservacionistas-.

El presidente de China, Xi Jinping, trae en su agenda de trabajo un tema ambiental, el acuerdo de financiamiento por $30 millones para la compra de 50.000 paneles solares para apoyar la producción de energías limpias en el país.

El acuerdo será firmado por Jinping y la presidenta Laura Chinchilla este lunes en Zapote y beneficiaría a cerca de 30 mil familias que viven en zonas aisladas aun sin electricidad, con lo que el país alcanzaría el récord del 100% de cobertura a los hogares.

Los ambientalistas desconfían de la convocatoria del Ejecutivo porque, señalan, tiene la intención de dividir a las asociaciones conservacionistas y busca aplacar cualquier iniciativa de protesta durante la visita del presidente chino Xi Jinping.

Un gran número de ONGs diseminadas por todo el país, que trabajan en la protección de distintos ecosistemas y que también han recibido amenazas, inclusive de muerte, por parte de los depredadores que actúan con total impunidad, no fueron convocadas a la reunión en el Minae, señalan los activistas.

No es un hecho aislado

La Federación Ecologista Costarricense (FECON) lamentó que el homicidio de Jairo Mora, “no es un hecho aislado”, se suma a los homicidios de tres ambientalistas que permanecen en la impunidad desde 1994: Jaime Bustamante, María del Mar Cordero y Oscar Fallas dirigentes de la FECON “que murieron en un misterioso incendio en una casa en Guadalupe”.

El gobierno y las autoridades, señala, nunca han dado explicaciones de lo que ocurrió, a pesar de que realizaron las investigaciones.

FECON resaltó que la dolorosa muerte de Mora, asesinado de un balazo en la cabeza el jueves en la noche en Limón, es parte de un plan de “criminalización de la protesta”, los juicios y condenas a personas comprometidas con el protección del planeta y las luchas populares “se han vuelto el pan nuestro de cada día” en nuestro país.

“Lo de Jairo Mora no es un hecho aislado, por eso se convoca a una protesta frente al Minae, este 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, a las 5 pm”.