La medida podría estimular la demanda de crédito con fines productivos.

El presidente de la institución, Rodrigo Cubero, resaltó la importancia de la medida, que no se tomaba desde hace 17 años, y estimó que su impacto puede ser muy favorable.

“La medida adoptada podría estimular las condiciones crediticias, en una coyuntura en que el ritmo de actividad económica se ha desacelerado, el nivel de producción está por debajo de su potencial, la tasa de desempleo es alta y el crédito al sector privado se ha desacelerado marcadamente”, manifestó Cubero.

El encaje legal de los depósitos en colones bajó de un 15% a un 12%, a efecto que los bancos tengan mayor disponibilidad de recursos para prestar al público, con lo cual se espera que también bajen las tasas de interés.

El encaje legal es un depósito de reserva que las entidades financieras hacen en el Banco Central, equivalente a un porcentaje de sus captaciones, con el fin de garantizar su solvencia.

El presidente del BBCR estimó que la reducción del encaje liberará unos 381.000 millones de colones que quedarán a disposición de las entidades financieras. Estos recursos podrían estimular un aumento del volumen de crédito, aunque eso depende en última instancia de la demanda.

Otro objetivo que busca la medida es promover la desdolarización financiera, en tanto se reducirían los costos de intermediación financiera en colones, pero no en moneda extranjera.