El proyecto de Ley denominado Fondo de Financiamiento de Vivienda para Clase Media fue aprobado en segundo debate por los diputados, lo cual brindará mayores facilidades a las familias de este sector para obtener una solución habitacional.

La iniciativa, entonces, cuenta con dos vías de financiamiento: el Fondo de Financiamiento de Viviendas de Primera Solución para Clase Media (FOFIVI) y el Fondo de avales para Vivienda de Clase Media (FAVIME).

El FOFIVI utilizaría hasta el 5 por ciento de los recursos que trasladarían las instituciones al Banco Central de Costa Rica (BCCR), por concepto de encaje mínimo legal.

Así, FOFIVI se financiará de las donaciones de las personas y entidades públicas o privadas, incluyendo los bancos nacionales e internacionales.

Cabe destacar que dentro del FOFIVI se creará FAVIME, el cual estará dirigido a todo el Sistema Financiero Nacional y se desarrollará con el 0,75 por ciento del aporte que los patronos hacen al Banco Popular, hasta que se completen diez millones de colones.

En el caso del FOVIFI, su propósito y alcances será financiar el 100 por ciento de las personas físicas que sean o no sujetos de crédito de vivienda; en el caso del FAVIME, será otorgar avales a personas físicas de hasta un 20 porciento como máximo del financiamiento en el fondo del FOVIFI.

Es importante señalar que el fondo brindará créditos de hasta 85 millones de colones a los núcleos familiares cuyo ingreso total no exceda los dos millones de colones mensuales; así, se permitirá que hasta un 15 por ciento de los capitales de las diferentes instituciones de crédito y ahorro se dediquen al crédito para vivienda y que el 15 por ciento de prima lo dé el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

El BANHVI tiene ahora cuatro meses para reglamentar la nueva Ley y 12 meses para ponerla en práctica, a partir de su publicación en La Gaceta.

De esa manera, este proyecto de Ley pretende darle solución de vivienda a la clase media y media baja por medio de créditos otorgados por entidades bancarias públicas, mutuales y bancos privados, para que así ese sector pueda obtener crédito para la compra de lote y construcción, compra de casa o para construcción en lote propio.

El representante del partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Hernández, celebró la decisión pues sabe que "la clase media se ha visto muy golpeada por los últimos gobiernos" al haber sido "excluída de las políticas públicas".

"Este proyecto es esperanzador y genera las oportunidades para la vida digna que la gente se merece", añadió el legislador.

Por su parte el diputado del Frente Amplio (FA), José María Villalta, manifestó que“uno de los beneficios de la iniciativa es que los créditos de esta índole no estarán sujetos al pago de honorarios profesionales o de avalúo”.

El legislador acotó que, en un futuro, sería conveniente aplicar estas medidas a la Banca para el Desarrollo, así como para los créditos de vivienda de interés social que en la actualidad sólo cuentan con una reducción del 50 por ciento.

La iniciativa recibió el visto bueno de la Sala Constitucional y fue votada favorablemente de manera unánime por los 39 diputados y diputadas en el Plenario Legislativo.