El Fondo de Fomento al Audiovisual de Centroamérica y el Caribe inició esta semana con la segunda edición del Cinergia Lab, un taller de construcción y análisis de proyectos cinematográficos en el cual participarán diez proyectos iberoamericanos de largometraje en desarrollo.

El taller, que se extenderá hasta el 14 de julio próximo, se llevará a cabo en las faldas del Volcán Turrialba de Costa Rica,  busca que los proyectos se gesten por medio de duplas de trabajo, por lo que tanto los directores como los productores trabajarán de manera conjunta en la construcción de sus películas.

Asimismo, el taller se realizará bajo una dinámica de residencia en la que los alumnos trabajarán en un entorno aislado, mientras reciben asesorías personalizadas y capacitación de primer nivel en materia de guión, carpeta de producción, pitching y financiación de proyectos.

Al finalizar el proceso, los tutores de los participantes podrán recomendar tres proyectos de ficción para participar en el Morelia Lab 2013, y uno de los tres participará del encuentro.

Los cuatro documentales participantes son: Del fuego que seremos (Nicaragua), dirigido por Gloria Carrión y producido por Natalia Hernández; El circo más triste del mundo (El Salvador), dirigido por Edgardo Ávila y producido por Claudia Ávalos; Guararé (Panamá), dirigido por Enrique Pérez Him y producido por Isabella Gálvez; y El mito de Ausili (Argentina), dirigido por Martín Benchimol-Pablo Aparo y producido por Mayra Bottero.

A su vez, los seis proyectos de ficción que tomarán parte en la taller son los siguientes: El baile y el salón (Costa Rica), dirigido por Iván Porras y producido por Karolina Hernández; Montserrat (Costa Rica), dirigido por Nicolás Pacheco y producido por Laura Ávila; Uspantán (Guatemala), dirigido por César Díaz y producido por Cecilia Girón; Érase una vez en el Caribe (Guatemala-Puerto Rico), dirigido por Ray Figueroa y producido por Elías Jiménez; Celeste (Cuba), dirigido por Arturo Infante y producido por Alejandro Tovar; y El acusador (México), dirigido por Fernando Zamora y producido por Alberto Resendiz.