En una comparecencia ante el plenario legislativo, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, dijo también que la administración seguirá impulsando un acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que entiende como una medida “indispensable” para afrontar la compleja situación económica.

Para alcanzar ambos objetivos, el funcionario invitó a los diputados a trabajar de la mano con el poder ejecutivo.

“El presupuesto del próximo año incluirá una rebaja importante del gasto. Esto reducirá las necesidades de financiamiento, lo cual, junto con el financiamiento externo, contribuirá a disminuir las tasas de interés que pagan tanto el Gobierno como muchos costarricenses por sus créditos”, dijo Villegas.

El estricto cumplimiento de la regla fiscal es otro de los compromisos del Poder Ejecutivo. Al respecto, el ministro indicó que cuatro de cada cinco entidades incluidas en el Presupuesto Nacional y el Sector Público No Financiero (SPNF) ya están cumpliendo con a regla fiscal y que el 19% que aún no lo hace tendrá que respetar la normativa.

También pidió el apoyo legislativo para lograr un acuerdo de financiamiento con el FMI, “pues entendemos que es parte fundamental de nuestra estrategia integral para garantizar la estabilidad de Costa Rica frente al impacto de la pandemia”, señaló Villegas.

Un tercer componente de la estrategia, dijo el jerarca de Hacienda” es reforzar el área de ingresos fiscales, para lo cual se seguirá impulsando el proyecto Hacienda Digital, para modernizar y digitalizar los servicios, los controles y la calidad de la información en sus sistemas financieros y presupuestario.

Destacó además que se mantendrá la lucha contra el contrabando, que se ha venido desarrollando en los últimos meses, con resultados positivos para el interés fiscal.

Finalmente, Villegas pidió a los diputados que todo proyecto de ley que implique la exoneración de impuestos, se acompañe de la fuente de ingresos que permita recuperar lo que el fisco dejaría de percibir.

“Otorgar exoneraciones sin fuentes de financiamiento que cubran el faltante de los ingresos dejados de recibir, no puede ser una opción en ningún momento, mucho menos en el contexto fiscal que enfrentamos”, concluyó.