Una tercera parte de los sirios fue desplazada internamente o al exterior del país afectado por la guerra, dijo a los reporteros el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres.

Entre los dos millones de refugiados, el primer millón huyó de Siria durante dos años y el segundo millón en seis meses, lo que refleja la enormidad de la escalada reciente del conflicto, agregó.

El alto comisionado dijo que la situación no sólo está relacionada con el sufrimiento humano, sino que también tiene impactos terribles en las sociedades y países que están recibiendo a los refugiados sirios.

El funcionario pidió más esfuerzos de apoyo masivo tanto para los refugiados sirios como para los países receptores.

Guterres indicó que durante una sesión anual del Comité Ejecutivo de Acnur, el órgano dirigente, el 30 de septiembre, se realizará una reunión a nivel ministerial respecto a la solidaridad y compartimiento de la carga que representan los refugiados sirios para los países receptores.

"Espero que esta ocasión permitirá a la comunidad internacional unirse y asumir un compromiso mucho más fuerte de solidaridad con los refugiados sirios y los países que los reciben", señaló.

  El alto comisionado dijo que la agencia tiene planes de contingencia para una mayor cantidad de refugiados sirios.

  Acnur hará "esfuerzos concertados para movilizar mejor a la comunidad internacional para apoyar a los refugiados sirios y a los países anfitriones", mencionó.