En la sesión final del Parlamento antes de la elección del 22 de septiembre, Merkel reiteró su posición de que Alemania no participará en una intervención militar contra el supuesto uso de armas químicas en Siria sin un mandato de la ONU.

Los alemanes elegirán a un nuevo Parlamento en menos de tres semanas. Las recientes encuestas muestran que más de la mitad de la población alemana se opone a una acción militar de países occidentales contra Siria.

En su único debate transmitido por televisión el domingo, Merkel y su contrincante Peer Steinbrueck subrayaron que Alemania no participará en un ataque militar contra Siria.

La Unión Cristiano Demócrata de Merkel y su partido hermano de Bavaria, la Unión Social Cristiana, cuentan con un apoyo de 39 por ciento, de acuerdo con una encuesta del instituto INSA dada a conocer el lunes. Su principal oponente, el Partido Socialdemócrata recibió un apoyo de 26 por ciento en la misma encuesta.

En la sesión de hoy del Parlamento, Merkel calificó a su anterior período como "cuatro años buenos" con un bajo índice de desempleo y una fuerte economía. Pidió cuatro años más para "continuar en el camino hacia el éxito".