Según la publicidad aportada por los desarrolladores, la marina sería la más grande del Caribe, con una inversión de 450 millones de dólares. Incluye desarrollos inmobiliarios por etapas, para levantar 600 condominios, un hotel, 100 villas con vista al mar, 100 casas, y además, 10.000 metros cuadrados de variedad de locales comerciales. En total son 88 hectáreas rodeadas por 2.7 kilómetros de playa y 2.7 kilómetros de río. Está publicitado como una  “comunidad privada”  y “contara con seguridad privada las 24 horas y policía exclusiva para todo el complejo”.  (Ver más en http://www.islamoin.com/assets/pdf/SITEPLAN.pdf).

La Federación Nacional Ecologista -Fecon- advirtió en reiteradas ocasiones que esta zona contiene una gran riqueza marina e incluye valiosos ecosistemas que conforman el humedal Caribe Norte, los cuales han sido poco estudiados y son los últimos reductos de especies como el manatí. Además, son clasificados por el MINAE como bosques anegados de palmas y plantas herbáceas. Dentro de esta región se encuentra el Humedal Cariari, mismo que tiene una extensión de 786 hectáreas. Fue decretado en 1994 y abarca desde la desembocadura del río Moín en la bahía Moín y el límite del Parque Nacional Tortuguero.

La marina es uno de los 9 megaproyectos (http://feconcr.org/doc/jairo/Moinentremegaproyectosytortugas.pdf ) que se planea ejecutar en la playa de Moín, donde hace apenas tres meses asesinaron al ambientalistas Jairo Mora.

En estos proyectos el Gobierno está poniendo a correr a SETENA que tiene 5 funcionarios revisando el Estudio de Impacto Ambiental de APM Terminal mientras no ha destinado ninguno a la creación Zona de Protegida en la playa Moín, el que tal vez es más importante en el mundo para el desove de la tortuga Baula tan seriamente amenazada.

 Ver resolución de la Procuraduría

http://www.pgr.go.cr/Scij/Busqueda/Normativa/Pronunciamiento/pro_reparti...