"El señor presidente de la República de Guatemala Otto Pérez Molina presentó su renuncia", anunció el vocero presidencial Jorge Ortega hacia la 01:30 horas locales de este jueves.

El vocero afirmó que la decisión de Pérez está motivada por la voluntad de “mantener la figura de la presidencia alejada del proceso judicial" y resguardar la institucionalidad del país.

La renuncia tendrá que ser conocida por el Congreso, que se reuniría esta mañana, pero se da por descontado que será aceptada y que el vicepresidente Alejandro Maldonado asumirá el cargo.

La renuncia de Pérez se da a tres días de las elecciones generales del próximo domingo, en las que los guatemaltecos elegirán un nuevo presidente, renovarán el Congreso y los gobiernos municipales.

Pérez Molina es acusado por la Fiscalía de formar parte de una red de defraudación fiscal, en la que también habría estado involucrada la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció en mayo pasado y se encuentra detenida desde hace 15 días.

Para la mañana de este jueves se espera que Pérez se presente ante el juzgado en que se tramita su causa para declarar, tras lo cual existe la posibilidad de que quede detenido.

Es la primera vez que a un presidente de Guatemala en el ejercicio de su cargo se le levanta la inmunidad y es sometido a un juicio por corrupción.

El proceso contra el gobernante estuvo acompañado de una intensa protesta popular en las calles y en las redes sociales, desde las cuales se conformó y desarrolló un fuerte movimiento de indignados.