En los años 60, los científicos observaron por primera vez la autofagia, o que las células podían degradar sus propios desechos, mediante una especie de sacos de reciclaje llamados lisosomas.

Treinta años después Ohsumi usó levadura de pan para identificar los mecanismos esenciales del proceso y mostró que eran similares en las células humanas.

El científico y profesor del Instituto de Tecnología de Tokio, es el sexto japonés en ganar este reconocimiento en Medicina y el vigésimo tercer japonés en ganar un Nobel.

La ceremonia de entrega de los Premios Nobel será el 10 de diciembre en Estocolmo.