El trabajador, de quien aun no se reveló su identidad, fue golpeado por un tráiler que hacía maniobras marcha atrás en la plataforma del muelle de Moín, en un incidente confuso del que aún no dio parte la policía. El testimonio de otros operarios indica que el trabajador murió en el lugar del accidente.

Este domingo también se registraron nuevos bloqueos y la quema de llantas en varios puntos de la ciudad de Limón, que fueron intervenidos por agentes de la Fuerza Pública que custodian las calles desde que inició el movimiento de huelga del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).

La huelga cumple hoy 13 días en un clima de tensión ante la probabilidad de que pueda quedar en firme la declaratoria de ilegalidad, pese a la apelación del fallo del Juzgado de Trabajo limonense por parte de Sintrajap.

El sindicato de Japdeva resolvió el viernes pasado, rechazar la propuesta de solución negociada el jueves con el gobierno convencidos de que la cláusula 9.1 –que le da la exclusividad en el manejo de carga y descarga de mercadería en los puertos del Caribe a la empresa holandesa APM Terminals -, es ilegal de acuerdo al marco jurídico costarricense y puede y debe ser negociada con la empresa.  

“La propuesta no satisface las expectativas de la junta directiva y menos de los afiliados de la organización”, afirmó el secretario general de Sintrajap Ronaldo Blear.

Sintrajap está a la espera de que se fije la nueva cita con el Ministerio de Trabajo para presentar la contrapropuesta a los puntos que objeta el sindicato en el documento del jueves. Uno busca que se diga expresamente que los acuerdos tendrán carácter vinculante para las partes, y llevan nuevos argumentos legales sobre la cláusula monopólica del contrato con APM Terminals

Ministro de Trabajo 

El Ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, sostuvo el viernes anterior que no existían negociaciones con Sintrajap desde el momento en que el sindicato rechazo la propuesta que se trabajó con los representantes sindicales, el jueves, y advirtió, al hacer el anuncio de la declaratoria de ilegalidad por parte del Juzgado de Trabajo de Limón, que si quedaba en firme este lunes, el gobierno aplicaría las sanciones previstas para estos casos.

Los sindicalistas, por su parte, no mencionan la resolución del Tribunal y actúan como si el proceso de negociación con el gobierno siguiera su marcha con total normalidad.