La Guardia Nacional de Pensilvania y policías de Filadelfia se encuentran frente al Edificio de Servicios Municipales, en vísperas de las Elecciones 2020 en los EEUU. Foto AP

Los candidatos ofrecieron sus últimos discursos en varios estados claves. En uno de sus mensajes finales, anoche en Florida, Trump declaró que está considerando despedir al doctor Anthony Fauci, principal experto sobre epidemias de la nación, después de la elección, aparentemente irritado con su mensaje opuesto a la afirmación falsa de Trump de que el Covid-19 está por ser conquistado.

En EEUU protegen negocios por temor a disturbios tras comicios

A juzgar por la escena, este será un día de elecciones como ningún otro. En el centro de Washington, el sonido de martillos y herramientas eléctricas inundaba las calles el lunes mientras trabajadores tapiaban decenas de negocios. En la ciudad de Nueva York, diversos negocios, desde la tienda insignia de Macy's en Herald Square hasta establecimientos de lujo en el vecindario de Soho, en Manhattan, ya habían cubierto sus ventanas. Escenas similares se desarrollaban en Denver y en St. Paul, Minnesota, debido a que los propietarios de negocios temen que los comicios del martes puedan desencadenar la clase de disturbios que se registraron hace unos meses (Información: Ap)

Trump, continuó con su estrategia de denunciar que los demócratas están fraguando un fraude, lo cual podría provocar violencia en las calles, advirtió.

Biden en Pensilvania, donde estuvo acompañado por Lady Gaga, realizó sus últimos actos mientras el ex presidente Barack Obama estaba en Florida y Georgia para apoyarlo, con otros políticos como Bernie Sanders uniendo esfuerzos para alentar el voto anti-Trump en todo el país.

Un ambiente lleno de rumores, intensificó el clima de ansiedad incluso en las agencias de seguridad pública por potenciales brotes de violencia.

El senador demócrata Mark Warren advirtió a sus seguidores que nuestra comunidad de inteligencia ha advertido que el periodo inmediatamente antes y después del día de elecciones será especialmente volátil, y nuestros adversarios buscarán aprovecharse de eso. No hagan más fácil sus intentos.

Gobernadores de varios estados, incluidos Oregon, Texas, Arizona y Massachusetts, han solicitado que la Guardia Nacional en sus entidades esté preparada para ser desplegada en caso de disturbios.

Y Trump por fin logró construir un muro, señaló un observador, tras la noticia de que se está ampliando una valla que no se puede escalar alrededor del complejo de la Casa Blanca, como medida de seguridad, ante la posibilidad de enfrentamientos potencialmente violentos.

Pero junto con las amenazas de violencia electoral nutridas por el presidente, sus opositores cuentan que se está tejiendo una red de solidaridad y resistencia progresista de coaliciones de organizaciones sociales de todo tipo, encabezadas en gran medida por jóvenes, mujeres y líderes afroestadunidenses y latinos.

Esto se expresa en esfuerzos por promover una participación masiva electoral para expulsar a Trump, desde estrategias para defender el voto ante los intentos de suprimirlo, hasta actos en apoyo y celebración de estos movimientos por músicos, artistas y hasta chefs.

El celebrado chef español José Andrés y su organización caritativa World Central Kitchen –la cual ha ofrecido comidas en varias ciudades a migrantes y otros afectados por la pandemia (incluidos doctores y enfermeras en las trincheras), como lo hizo con refugiados en la frontera y en Puerto Rico después del huracán María– han nutrido literalmente con pan dulce, café y sandwiches a votantes en las largas filas para votar en la capital y en varias otras ciudades como parte del proyecto Chefs a las Casillas.

Las encuestas finales antes del día de las elecciones indican una ventaja para Biden a escala nacional de aproximadamente 8 puntos, así como en varios de los estados considerados claves –aunque en algunos con márgenes más reducidos–, que determinarán el ganador.