“Difiero del mundo ideológico en que se mueve don José María Villalta y de la poca atención que presta a las sumas y restas macroeconómicas. Creo, además, que Villalta no ha comprendido el importante papel de la empresa privada en un país, que la gran mayoría de ricos han llegado ahí a punta de mucho trabajo, austeridad y riesgos y que por ello, al igual que sus trabajadores, merecen respeto”, escribió Solís en su muro de Facebook.

Sin embargo, “jamás estaría de acuerdo con una campaña macartista, dirigida a crear miedo contra Villalta. José María es una persona de izquierda que escogió luchar por su ideología en el marco de nuestra democracia y de nuestra institucionalidad. Busca construir transformaciones construyendo mayorías, y ello le sitúa en el corazón de la idiosincracia política costarricense”, apuntó Solís, quien encabeza la papeleta de diputados del PAC por San José para las elecciones del 2 de febrero próximo.

“Nunca lo he visto tirando bombas, armando guerrillas o, ni siquiera, impidiéndole a la policía cumplir sus funciones subiéndose en sus patrullas. Tampoco lo he visto abusando del poder para beneficio personal o de sus parientes y amigos. Su ética es totalmente compatible con la ética que promueve el PAC”, aseguró el economista y político fundador del Partido Acción Ciudadana.

Solís dijo que los que hoy atacan a Villalta que no “se imaginen” su ideología, ni “fabriquen miedos a partir de exageraciones y falsedades”. Si quieren combatir con él en la arena electoral “les sugiero, respetuosamente, que lo enfrenten por lo que consideren dañino para el país, en cada una de sus decisiones pasadas, en sus votos en la Asamblea Legislativa y en las propuestas de su campaña política”.

“Mi punto es que para enfrentar a Villalta, no especulen, ni utilicen otra vez la estrategia que encontró su máxima expresión en el Memorando de los altos dirigentes liberacionistas Kevin Casas y Fernando Sánchez. Crear miedo con mentiras para ganar una batalla política revela corrupción suprema, ausencia de argumentos sustantivos, vocación dictatorial y falta de inteligencia. No permitan que la maldad-pura expresada en el Memorando Casas-Sánchez recobre vida en nuestro país”, pidió Ottón Solís.

Dijo además que electoral de Villalta es producto de algo que sí da miedo y es la corrupción, el descaro y la impunidad que enferma a buena parte de la cúpula del Partido Liberación Nacional.

“Solo recuerden los pagos de $20 millones a una empresa íntima amiga del PLN para resarcirla por el cambio de decisión relacionado con el relleno sanitario de Esparza; el decreto de interés nacional para que una empresa cuyos jerarcas son contribuyentes del PLN explotara el oro en Crucitas; los $25 millones despilfarrados o robados en el proyecto de la Refinería; los $35 millones que está costando evitar una corrupción aun mayor relacionada con la carretera a San Ramón; la entrega en monopolio del mejor negocio portuario –el manejo de contenedores- a una empresa extranjera (en lugar de ponerla a competir con JAPDEVA); las consultorías multimillonarias otorgadas por el Ministro de Educación a sus compañeros de gobierno; la reforma al reglamento de los Fondos de Inversión para otorgarle enormes privilegios tributarios a los super-ricos del país; el salario de país-petrolero pagado al fiel liberacionista Fernando Naranjo con fondos de todos los costarricenses; el grotesco incremento salarial que intentaron los diputados del PLN –junto a otros- a inicios de esta administración, etc, etc.

“El PAC era dueño de este descontento, desde una posición ideológica progresista de centro y con una propuesta de desarrollo responsable y sesuda. Lamentablemente, las vacilaciones y ataques a nuestros rigores éticos desde dentro del partido, han debilitado nuestro posicionamiento ante el electorado”, reconoció Solís.

“Estoy trabajando duro para que el centro ideológico y la ética que representa el PAC lleguen al poder. Hoy nuestros votantes pueden estar tranquilos. El PAC no renuncia ni a una coma de sus propuestas éticas fundacionales. Vamos con toda nuestra fuerza a cuidar los recursos del Estado y a eliminar la corrupción, tal y como lo propusimos el día que fundamos el PAC”, apuntó

“Así que, los votantes que al igual que yo le tienen miedo a la corrupción del PLN y son más de centro que lo que les ofrece José María Villalta, por favor voten por el PAC. Pero no lo hagan porque creen en los fantasmas que se están creando para atacar a Villalta, sino porque, en una justa comparación, basada en realidades y no en exageraciones sobre el pensamiento de José María Villalta, prefieren nuestro paquete ético-ideológico”, pidió Solís.