Aunque no todas las aerolíneas se han sumado a esta iniciativa, las autoridades estiman que la aplicación de este procedimiento eliminará gradualmente las filas y disminuirá el tiempo de espera de los pasajeros en los aeropuertos.

“Este es un procedimiento que se aplica en la mayoría de los países, Costa Rica es uno de los pocos que cobran el impuesto de salida en el aeropuerto y eso nos da una imagen de país burocrático”, afirmó la vicepresidenta Ana Helena Chacón.

“Este cambio se logró gracias a que todas las partes involucradas tuvieron siempre una actitud propositiva y en la que primó el interés de las personas que, día a día, pasan por el aeropuerto”, subrayó Chacón.

El cobro directo en el boleto se mantendrá en paralelo con el cobro manual, durante un periodo que va de seis meses a un año.

Aunque el acuerdo no es obligatorio para las aerolíneas, aquellas que no se incorporen quedarán en desventaja competitiva, puesto que los usuarios van a preferir aquellas que le eviten hacer una larga fila en el aeropuerto, explicó Chacón.

Con este sistema, los pasajeros pueden pre-chequearse en línea y, al llegar al aeropuerto, pasar directamente al área de seguridad, ahorrándose mucho tiempo y las  molestias propias de las largas filaes.

El cobro directo no se aplicará a vuelos chárter ni a privados.

“Simplificar los trámites es una de las grandes tareas a los que este administración está abocada. Aplaudimos que este paso beneficie a muchos viajeros que eligieron a nuestro país como destino y a las aerolíneas que hacen posible que cada año nos visiten más y más personas”, manifestó la vicepresidenta.