Costa Rica propuso un nuevo concepto, la medición de emisiones per cápita, que permitiría a las personas medir su propia huella de carbono para llegar a una meta de aspiración universal de emisiones, así como parámetros inclusivos de los derechos humanos y de género.

Chacón insistió en la urgencia de aprobar un protocolo vinculante “un instrumento donde países desarrollados y en vías de desarrollo comprometamos nuestros empeños y reconozcamos nuestras diversas capacidades” para contribuir con la adaptación y la mitigación.

La Vicepresidenta resaltó que cuando está en juego el derecho a la vida y a la existencia de muchas comunidades “es indispensable que la acción climática tenga un enfoque centrado en el ser humano” por lo que el acuerdo debe reconocer y respetar los derechos humanos y la equidad de género.

Chacón apeló a la responsabilidad inter generacional para procurar soluciones innovadoras ante el cambio climático. “Ejemplos de esto son la gestión hídrica y la agricultura, como lo propusieron más de 600 jóvenes de todo el mundo en el encuentro ECOin, celebrado en Costa Rica, este 5 y 6 de noviembre”.

“Señor Presidente, señaló Chacón, el cambio climático se coloca hoy en el centro de las decisiones locales y globales que debemos tomar, sobre el modelo de desarrollo al que aspiramos para el futuro. Para responder con propiedad a este reto de los tiempos, se requiere el compromiso de todos los países y de los suficientes medios para su implementación” dijo.

Pero también “se requiere la participación activa de cada uno de los habitantes del planeta, de la participación ciudadana, porque nuestras acciones aportan al esfuerzo global, mediante el ajuste de los patrones de consumo que tenemos hasta ahora”.

“Desde un país que aspira a convertirse en un laboratorio para el proceso de descarbonización profunda de la economía mundial, venimos a proponerles que nuestros sueños y compromisos con el planeta y con el ser humano, se pongan hoy a la altura del llamado que nos está haciendo la historia” concluyó la representante de Costa Rica en la COP 21.