Con fuerte mazazo en una torre del Cuartel Bellavista, Figueres inaugura una nueva etapa de la historia nacional.

La iniciativa contó con el apoyo unánime de los legisladores presentes en la sesión (47), quienes fijaron el próximo jueves para el segundo y último debate.

El presidente Carlos Alvarado reaccionó celebrando la decisión de los diputados. “Así nuestro país conmemorará este hito histórico de nuestra democracia”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

El proyecto que declara el 1 de diciembre como feriado de pago no obligatorio fue propuesto por la fracción del Partido Liberación Nacional, pero recibió el apoyo de diputados de todos los partidos políticos.

La jefe de fracción del PLN, la diputado Silvia Hernández, destacó la importancia de elegir un día claramente designado para conmemorar la abolición del ejército, que marca “un antes y un después en la historia de Costa Rica”.

La iniciativa incluye también la eliminación del feriado del 12 de octubre, que celebra el “descubrimiento” e inicio de la colonización de América por los españoles, como un “encuentro de culturas”. El feriado solo aplicaría en la provincia de Limón.

El 1 de diciembre de 1948, el presidente de la Junta Fundadora de la Segunda República, José Figueres Ferrer, formalizó la abolición del ejército como institución permanente, en un acto de gran simbolismo que tuvo lugar en el Cuartel Bellavista, el principal de San José, hoy convertido en Museo Nacional.

La decisión fue adoptada tras la guerra civil que meses antes protagonizaron las fuerzas del gobierno encabezado por Rafael Angel Calderón Guardia y la insurgencia liderada por Figueres.

Historiadores y analistas políticos han coincidido en que aquella decisión tuvo un fuerte impacto en la Costa Rica de la segunda mitad del siglo XX, pues generó gran estabilidad política, progresos en la educación y el desarrollo de la economía.