La buena noticia llega tras un largo proceso que llevó más de 12 años desde los primeros esfuerzos para que se ampliara el corredor vial San José - San Ramón, años durante los cuales el proyecto enfrentó intentos fallidos, obstáculos y vueltas atrás por diversos motivos.

El refrendo activó procesos estratégicos a cargo del Banco de Costa Rica (BCR) administrador del Fideicomiso, como la conformación de la Unidad Administradora del Proyecto que estará a cargo de las contrataciones de diverso tipo para la ampliación, rehabilitación, operación y mantenimiento del nuevo corredor vial y será también responsable de supervisar el desarrollo de las obras.

Al BCR le corresponden otras tareas medulares del proyecto como la arquitectura financiera del modelo de fideicomiso que incluye el monto total requerido para completar el corredor vial, hacerlo funcional y dar el banderazo de salida y realizar las proyecciones de costos de construcción y mantenimiento, así como el cálculo del costo de las tarifas de peaje.

El trámite para el refrendo por parte de la Contraloría inició en agosto (2016) y desde esa fecha a esta parte, se atendieron las consultas y ampliaciones del ente Contralor.

Fideicomiso vial

El modelo de financiamiento para la construcción del corredor vial San José – San Ramón mediante un fideicomiso es el primero en su tipo que se pone en marcha en el país y está sustentado por una Ley de la República.

El proyecto aprobado por la Ley 9292 que será administrado y ejecutado por el Banco de Costa Rica, prevé dos etapas: la primera de constitución del Fideicomiso y la segunda, de implementación. Esta segunda fase se desarrollará en i) Pre constructiva: Incluye la contratación de la Unidad Administrado del Proyecto –UAP-, el diseño financiero, búsqueda y formalización de otros recursos para el proyecto; ii) Constructiva: contrataciones para la construcción de las obras y supervisión del proyecto y iii) Operación/mantenimiento.