El comercio se ha ocupado de abastecer el mercado con varias opciones de almacenamiento de agua de fácil instalación y precios accesibles como los tanques de almacenamiento y dispensadores de agua.

La recomendación de los expertos es que cada familia escoja un tanque con una capacidad proporcional a la cantidad de personas que habitan en la casa. Por ejemplo, un tanque de 450 litros puede abastecer a una familia compuesta por dos o tres personas, un hogar de cuatro a cinco miembros requieren un tanque de 750 litros y un tanque de 1600 litros es ideal para un hogar de cinco o seis personas.

La capacidad de los tanques es una estimación que varía según la demanda y el uso que se dé al agua en el hogar. Según la Organización Mundial de la Salud, 10 minutos en la ducha representan el consumo de 200 litros de agua, razón por la que las campañas del AyA para ahorrar el agua disponible recomiendan cerrar la ducha mientras nos enjabonamos y la llave del agua cuando lavamos los trastos, el carro o los dientes y así evitar el desperdicio.

Los dispensadores de agua eléctricos, de uso más frecuente en empresas, pueden ser útiles en el hogar en esta época de escasez. Sus dimensiones facilitan su colocación en cualquier espacio de su casa y permiten tener al alcance de la mano el agua para tomar.

Prepárese, aproveche las opciones que hay disponibles y no espere a que los cortes de agua lo encuentren desprevenido.