El presidente Nicolás Maduro aseguró que "los jefes militares manifiestan su lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria"(Foto: Página 12)

El ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, el comandante de la Fanb, Vladimir Padrino López, así como el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, entre otros, afirmaron en las primeras horas que la base de La Carlota no estaba tomada, y que los cuarteles del país se mantenían en respaldo al presidente Nicolás Maduro.

El presidente Nicolás Maduro aseguró que "los jefes militares manifiestan su lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este martes que cuenta con la total lealtad de los jefes militares en vista del levantamiento encabezado en Caracas por el líder opositor Juan Guaidó junto a un grupo de uniformados.

"¡Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes de todas las (Red de Defensa Integral) REDI y (Zona de Defensa Integral) ZODI del país, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria", indicó en la red social Twitter el mandatario venezolano.

(https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1123227500367290368)

Maduro llamó a la "máxima movilización popular para asegurar la victoria de la paz", horas después de que Guaidó apareciera junto a Leopoldo López --dirigente opositor que estaba en prisión domiciliaria--y un grupo de militares en la base de La Carlota convocando a un nuevo asalto contra el gobierno bolivariano-.

El golpe de estado en marcha

Guaidó, por su parte, aseguró que se trataba de la fase definitiva de lo que ha denominado la “operación libertad”. El intento militar contó con el respaldo público internacional del gobierno norteamericano, a través de Mike Pompeo, del presidente de Colombia Iván Duque, del gobierno de Argentina a través del canciller Jorge Faurie, el secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, entre otros.

El gobierno de España, por su parte, rechazó el intento violento: “Debe quedar claro que España no respalda ningún golpe militar”.

El nuevo asalto apareció con una fuerza mediática que no tiene su correlato en la capacidad militar en el terreno. Tampoco ha existido, hasta el momento, una respuesta de apoyo de la población opositora en las calles para respaldar a los militares.

La situación en Caracas, a excepción de los dos epicentros y de las redes sociales, presenta una tensa tranquilidad. El chavismo se está movilizando al Palacio de Miraflores (casa de gobierno) para respaldar al presidente Nicolás Maduro, la democracia y rechazar el nuevo momento del intento de golpe de Estado.