El viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Arabes y Africanos iraní, Husein Amir Abdolahian, afirmó que "respaldamos con firmeza a la nación siria y a su gobierno, así como a la oposición que cree en una solución política del conflicto", dijo mientras continúan los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto.

En declaraciones a PressTV, el canal de televisión oficial iraní en inglés, Abdolahian remarcó que Irán utilizará su experiencia en la región para evitar el desplome del gobierno sirio, con el que la República Islámica mantiene una relación estratégica desde hace más de tres décadas. El funcionario iraní aseguró que su país recibió una invitación verbal para participar de la Conferencia de Ginebra impulsada por Estados Unidos y Rusia- que aún no tiene fecha precisa- pero esperará una convocatoria oficial para "tomar una decisión".

Moscú insiste en que el gobierno de Teherán debe estar presente en el evento, mientras que Washington y otros países, en especial Francia, se oponen. Abdolahian indicó que Irán considerará favorablemente cualquier invitación para una reunión que se centre en una solución política del conflicto.

Convocada por Irán, ayer se celebró en Teherán otra reunión sobre Siria a la que acudieron, según los organizadores, representantes de 40 países y organizaciones internacionales, entre ellos la ONU, Rusia, China, la India y algunos países latinoamericanos, como Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Cuba. Tras el encuentro, el portavoz de la cancillería iraní, Seyed Abas Araqchi, dijo que su país considera que las consultas sobre la situación de Siria realizadas en el encuentro de Teherán pueden ayudar a la conferencia de Ginebra.

De hecho, en la apertura de la reunión de ayer, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Ali Akbar Salehi, apoyó los esfuerzos de la ONU para buscar una vía pacífica hacia la paz en Siria y a la convocatoria conferencia de Ginebra.