El Partido Acción Ciudadana (PAC) introdujo un proyecto de ley a la corriente legislativa con el fin de salvar el financiamiento estatal a los partidos políticos para la campaña del 2014, el cual retoma una iniciativa del Tribunal Supremo de Elecciones.

Dicha iniciativa consiste en incrementar el adelanto de la llamada deuda política hasta un total de 50% del financiamiento estatal.

La diputada Jeannette Ruiz, impulsora de la iniciativa, aseguró que la aprobación de este proyecto solucionaría el vacío legal que amenaza el financiamiento de los partidos políticos para la próxima campaña, debido a una reciente resolución de la Sala Constitucional.

Dicha resolución suspendió el uso de los bonos de la deuda a raíz de una acción de inconstitucionalidad presentado contra varios artículos del Código Electoral.

“Los partidos carecen en este momento de herramientas para acceder al aporte estatal para las campañas políticas, lo cual es un grave riesgo para la democracia” señaló Ruiz. 

La legisladora explicó que la mitad del adelanto sería administrado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para la adquisición de espacios publicitarios en medios de comunicación y su distribución equitativa entre todos los partidos políticos para dar a conocer sus candidatos y propuestas de gobierno.

“Si no se aprueba el proyecto, es probable que muchas organizaciones políticas enfrenten la próxima campaña en condiciones inaceptables para una democracia consolidada como la nuestra” manifestó Ruiz.

La imposibilidad de colocar bonos de la deuda afecta sobre todo a los partidos pequeños y a aquellos que no tienen vínculos fuertes con grupos empresariales.