Un total de 311 compañías que operan bajo este régimen, dan empleo directo e indirecto a 122.000 personas, a quienes pagan salarios 80% más alto que el promedio nacional, reveló el estudio que fue presentado al presidente Luis Guillermo Solís y al ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora.

Además, estas firmas compraron a empresas nacionales un total de 6.400 millones de dólares en bienes y servicios en los últimos cinco años.

En concreto, el régimen de zonas francas retribuyó a Costa Rica 5,7 dólares en beneficios sociales y económicos por cada dólar de incentivos otorgados, aseguró el estudio de Procomer.

Para efectuar el análisis, “se utilizó una metodología validada por connotados expertos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas y la Escuela de Economía de la Universidad de Costa Rica (UCR), y el Programa Estado de la Nación”, manifestó el gerente de Procomer, Pedro Beirute.

El presidente Luis Guillermo Solís, quien hace pocos días aseguró que su gobierno no tiene intenciones de promover reformas al régimen de zonas francas, afirmó que estas empresas contribuyen al desarrollo nacional.

“Las zonas francas son un instrumento muy importante para atraer flujos crecientes de inversión y generar más y mejores fuentes de empleo. Mi Administración promueve y trabaja para que más empresas bajo el régimen de zona franca se ubiquen fuera de la Gran Área Metropolitana para dinamizar la economía de estos territorios y crear más puestos de trabajo”, apuntó Solís.